Etiquetas

, , , ,

Primera lectura generalista del fallo de la Corte Interamericana DDHH ordena a Venezuela devolver la frecuencia a RCTV, que Hugo Chávez no renovó en 2007. Para un análisis más profundo del fallo, desde la perspectiva del derecho a la libertad de expresión, conviene leer a Gustavo Arballo acá: http://www.saberderecho.com/2015/09/reportaje-la-sentencia-de-la-corte-idh.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

Seguidilla de Twitts (que está mejor editada que el texto a continuación) de Martín Becerra del 7/9/2015.

BREAKING (posta): La Corte Interamericana DDHH ordena a Venezuela devolver la frecuencia a RCTV, que Hugo Chávez no renovó en 2007

el fallo completo de la Corte Interamericana DDHH es este http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_293_esp.pdf 

además de ordenar el restablecimiento de la licencia a RCTV, la Corte dice que el gobierno venezolano debe convocar a concurso en el futuro.

el fallo de la Corte Interamericana DDHH es importante porque sienta precedente sobre otros procesos de discusión de licencias en A. Latina.

aunque, claro, no hay situaciones idénticas y quienes festejen el fallo de la Corte Interamericana DDHH sobre RCTV deberían ir con cautela:

Los principales argumentos del fallo son objeciones al procedimiento de no renovación de la licencia de RCTV x el gobierno de Chávez en 2007.

la Corte IDH tb dice que el gobierno venezolano, al no renovar la licencia de RCTV, afectó derecho a la info de accionistas.

así como el derecho a la info de trabajadores (periodistas) y del público de RCTV. Ese derecho, según la Convención Americana DDHH es el de buscar, recibir y difundir información. Para mi, este es el núcleo conceptual del fallo de la Corte Interamericana DDHH y me hace ruido, porque llevando al extremo el argumento, los licenciatarios de radio y tv renovarían eternamente esos permisos.

Pero al ser finito el espectro, si los licenciatarios renovaran eternamente sus licencias, el resto de la población tendría el acceso vedado. De modo que, como la propia Corte Interamericana DDHH ha dicho en el pasado, la concentración de medios en pocas manos tb lesiona derechos.

Todo lo anterior va como consideración general al fallo de la Corte Interamericana, que tiene sustancia (y es largo) http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_293_esp.pdf 

y además, en el caso particular de RCTV hubo un trato diferencial hacia esa emisora respecto de la que recibió el grupo Cisneros en 2007.

Varios países de la región propusieron (y ninguno logró) desconcentrar medios: el fallo de la Corte Interamericana DDHH es hiper importante.

Un tema delicado del fallo de la Corte IDH es cómo conciliar la ley venezolana (la Corte no puede cambiarla) con su decisión.

Hay controversia sobre el carácter vinculante de la Corte Interamericana DDHH. Pero tiene sentido someterse a su jurisdicción e ignorarlos?

2 ejes, pues, discute el fallo de la Corte Interamericana DDHH sobre RCTV: las licencias a perpetuidad y la violación del debido proceso.

de modo general, creo que el fallo de la Corte Interamericana de DDHH es errado en el primer punto y está fundamentado en el segundo.

El fallo de la Corte Interamericana DDHH sobre RCTV dice que el Estado no puede tratar con diferente vara a grupos concentrados de medios.

Ese aspecto, igualdad ante la ley, está tb presente en el fallo de la Corte Suprema argentina sobre constitucionalidad de la ley audiovisual.

Acá una explicación sobre qué es la Corte Interamericana DDHH que ordenó a Venezuela devolver la licencia de RCTV http://www.corteidh.or.cr/index.php/es/acerca-de 

Como dijo @morrissey, Venezuela denunció la Convención Americana y se retiró del Sistema Interamericano DDHH en 2013.

Sin embargo, Venezuela tuvo intervención en la causa y, como el tema (RCTV) es de 2007, la Corte IDH declara ser competente.

Una aclaración sobre el fallo de la Corte IDH es que no concluye que RCTV tenía un derecho adquirido a la renovación de su licencia, PERO la parte resolutiva del fallo ordena devolver la licencia a RCTV (venció en 2007) hasta que exista un concurso público y transparente.