Una encuesta global realizada por la consultora Deloitte revela que a pesar del crecimiento mundial en el uso de Internet, el impacto publicitario mayor en los consumidores sigue teniéndolo la televisión. A la vez, la encuesta confirma la muy baja predisposición a pagar (además del pago por compra de equipamiento, conexión a redes, actualización de programación, etc.) por contenidos en la red. Publicó El Cronista.

SEGUIDA POR LOS DIARIOS Y LA RADIO,
LIDERA PARA PROMOCIONAR BIENES

Pese al avance de Internet, la TV es aún el
canal con mayor impacto para la publicidad

Un encuesta global destaca que las redes sociales serían a futuro los mejores canales para promover productos en Internet, porque inciden más en la decisión de compra

EL CRONISTA Buenos Aires ()

Si bien Internet sigue avanzando como medio de comunicación, la televisión sigue siendo el medio con mayor impacto para la comunicación publicitaria, de acuerdo a la encuesta global realizada por la consultora Deloitte entre 13.000 consumidores de siete países.

Los medios tradicionales como la televisión, la radio y los anuncios impresos siguen siendo los de mayor influencia e impacto sobre los consumidores, con la televisión a la cabeza. La influencia de los anuncios de revistas ocupa el 2º lugar a nivel global, mientras que los avisos de periódicos están aumentando ligeramente en influencia y los de radio ocupan el 5º lugar.

El estudio aclara que la manera en que la gente visualiza los contenidos en TV está cambiando, ya que “la mayoría de los encuestados dicen que la computadora se ha convertido en un dispositivo de entretenimiento más importante que su televisor. El uso de sitios de intercambio de video está creciendo de forma excepcional”, destacó Deloitte.

Pese a la primacía de los medios tradicionales, Internet sigue avanzado. Según la encuesta, la ventaja de la televisión “se está reduciendo al enfrentarse al incremento de la competencia de Internet y otros medios nuevos de publicidad”. Pero, mientras destaca el auge de Internet, el estudio se interroga acerca de la efectividad de la publicidad en línea. “Aunque la influencia de anuncios en línea ocupen el 3º lugar a nivel mundial, parece estar disminuyendo y causa mucha molestia en comparación con los anuncios impresos”, explicó.

Otro de los resultados del estudio sobre el Estado de la Democracia Mediática, dirigida por la práctica de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (TMT) de Deloitte, sostiene que los medios impresos son hoy, más que nunca, más populares, pero los proveedores de contenidos todavía luchan por obtener un pago. Globalmente, la lectura de periódicos en formato impreso aumentó el año pasado, si bien las compañías tradicionales en la mayoría de los países encuestados –como Brasil, Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Corea del Sur o la India– continúan enfrentando una batalla para que los consumidores paguen por el contenido. De acuerdo a la encuesta, la gran mayoría de los encuestados (entre el 77% y el 89%) no pagaría por noticias en línea, ya que cree que la calidad de las noticias libres disponibles en línea es suficiente.

Entre otras conclusiones, el estudio reveló además que el uso de los medios sociales sigue en aumento y son vistos como una alternativa potencial a la publicidad en línea. Las redes sociales ocupan ya la 4º posición de preferencia entre las actividades más populares de Internet a nivel global, entre las búsquedas, correo electrónico y noticias. Con un dato destacable: “Los consumidores en la mayoría de los países dicen que las opiniones y las calificaciones en línea influencian las decisiones de compra mucho más que cualquier otra forma de publicidad en Internet”, lo que sugiere que “los medios sociales, las formas no tradicionales de publicidad, podrían ser la mejor forma de promover productos y servicios en Internet”.

Deloitte también destacó el avance de las aplicaciones de datos inalámbricas, que impulsan al sector móvil, ya que proliferan los teléfonos con funciones avanzadas mucho más que las computadoras portátiles. Y que ganan terreno otras formas de distribución de cine, en DVD o películas bajadas de Internet.

Anuncios