El gobierno de la ciudad de Buenos Aires procura incentivar la permanencia y radicación de productoras audiovisuales, con estímulos atractivos en reducción impositiva (no se menciona cuál es el impacto fiscal previsto). Nota de Pablo Novillo en Clarín.

Quieren agrupar en 5 barrios a las productoras de cine y TV

Impulsan la creación de un Polo Audiovisual. El proyecto exime del pago de impuestos a las empresas que se radiquen en la zona. En Palermo ya hay más de 100, pero muchas se están mudando al GBA por la suba en el precio de las propiedades.

Por Pablo Novillo – 13/07/10

El Ejecutivo porteño envió a la Legislatura un proyecto de ley para crear el Distrito Audiovisual. La idea es que las empresas de cine, televisión, publicidades y videojuegos que se instalen en un amplio sector de cinco barrios porteños no paguen impuestos , como forma de promocionar a la actividad.

Se trata de una iniciativa muy parecida a la del Distrito Tecnológico que ya funciona en Parque Patricios (ver En el sur…). El sector propuesto para el polo audiovisual es el limitado por Costa Rica, Cramer, Lacroze, Alvarez Thomas, Forest, Avenida de los Incas, Holmberg, La Pampa, Triunvirato, Combatientes de Malvinas, Chorroarín, San Martín, Paysandú, Warnes, Dorrego, las vías del San Martín y Juan B. Justo. En este perímetro están incluidos Chacarita, Villa Ortúzar, La Paternal y partes de Palermo y Colegiales.

La elección no es casual: en la parte de Palermo de esta área ya funcionan cerca de 100 productoras , que durante los últimos años se instalaron aprovechando la posibilidad de adquirir y transformar en estudios y oficinas las casas viejas y los galpones que había en la zona. De hecho, ese sector es conocido como “Palermo Hollywood”.

Pero de la mano del boom inmobiliario de Palermo, el aumento en los precios de las propiedades le puso un freno a la llegada de las productoras. De hecho, en la Ciudad detectaron que muchas se estaban mudando al GBA o a otros países, como Uruguay.

El ministro porteño de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera, le explicó a Clarín : “El proyecto tiene tres patas. Por un lado, evitar que las productoras se sigan yendo. Por el otro, la ley declarará como industria a la actividad, que hoy está considerada un servicio. Y en tercer lugar, al definir un área de la Ciudad como polo audiovisual, se potenciará la actividad y se creará un nuevo atractivo para la llegada de más empresas”.

La importancia de la clasificación como industria no es menor. Las producciones audiovisuales, al ser “servicios”, pagan el 3,5% de Ingresos Brutos, mientras que en la Ciudad las industrias abonan el 0% o el 1% si facturan más de $ 20 millones anuales. Este cambio correrá para toda la Ciudad, no sólo para el Distrito.

Pero las ventajas para las empresas ya radicadas en la zona o las que lleguen serán mayores. No pagarán nada de Ingresos Brutos, ABL ni Sellos durante 15 años si son empresas nacionales o diez si son extranjeras. Además, accederán a créditos del Banco Ciudad con facilidades para mudarse o adquirir capital de trabajo.

Por otra parte, en la amplia zona elegida para el polo audiovisual se pueden encontrar galpones que bien podrían usarse como edificios para las productoras: mientras que las oficinas en Palermo se alquilan a un promedio de US$ 2.055, en La Paternal se cotizan a US$ 805, según informó la Ciudad.

En tanto, la idea del Gobierno es impulsar que en la zona se instalen también las universidades e instituciones académicas que tengan que ver con el sector.

Según el Gobierno, la creación del Distrito también sería beneficioso para los vecinos. Por un lado, porque impulsaría la actividad en los comercios y servicios del barrio, ya que miles de personas se moverían por la zona. Además, los precios de las propiedades también subirían.

La actividad audiovisual en la Ciudad es muy fuerte. Buenos Aires es la cuarta exportadora mundial de contenidos televisivos . El rubro cuenta con más de 400 empresas (el 80% son pymes), que emplean a más de 55.000 personas. El año pasado facturaron más de US$ 1.000 millones.

Varias de esas latas vendidas al exterior fueron programas muy exitosos en nuestro país. “Los simuladores”, por ejemplo, fue exportado por Telefé Contenidos a México, Chile, España, Rusia, Grecia, Francia y EE.UU. Y Polka grabó la versión en castellano de “Amas de casa desesperadas” para Colombia, Chile, Ecuador y Estados Unidos hispano.

La iniciativa, que será presentada oficialmente hoy por el Ejecutivo porteño, debe ser convertida en ley por la Legislatura porteña. Aunque en el Ministerio de Desarrollo Económico informaron que ya habían comenzado las charlas con los legisladores de la oposición, en el despacho de la diputada de Proyecto Sur, Delia Bisutti, presidenta de la Comisión del tema, dijeron que el proyecto “aún no está en tratamiento”.

Anuncios