Las cooperativas que estuvieron durante años marginadas legalmente para ofrecer servicios de televisión por cable, podrán hacerlo a partir de la puesta en vigor de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Si bien se les exigen mayores requisitos que a otros operadores, los cooperativistas podrán brindar triple play (telefonía, Internet y televisión por cable) con servicios mucho más económicos que los impuestos hasta ahora por las empresas del sector. Nota de Alejandra Beresovsky en El Cronista.

LA NORMA LES PERMITE INGRESAR AL NEGOCIO DEL TRIPLE PLAY

Con el avance de la ley de medios,
las cooperativas se preparan para dar TV paga

Es un viejo anhelo del sector, pero se enfrentó a la oposición de las operadoras de televisión por cable, que las acusan de monopólicas y de hacer subsidios cruzados

ALEJANDRA BERESOVSKY

Las cooperativas ya aprovechan el avance de la ley de medios de comunicación audiovisual para su tan postergado proyecto de dar televisión de pago, sobre el que la actual norma que regula los servicios de radiodifusión (22.285) les impone restricciones.

El proyecto fue presentado por la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel) e inicialmente hay tres entidades que ya están trabajando para el lanzamiento del servicio: TelPin (Pinamar); TelViso (Del Viso) y TelVGG (Villa Gobernador Galvez). Las firmas darán televisión por protocolo de Internet (IPTV), que incluirán unas 60 señales (50 analógicas y 10 digitales) a un valor que rondará los 90 pesos.

“Lo haremos sobre nuestras propias redes de ADSL, con la que brindamos banda ancha. Se envía la señal IP de video, se instala un decodificador conectado al modem de banda ancha y de allí al televisor”, explicó Darío Oliver, presidente de Catel.

Si la ley de medios se hace vigente, aseguran que habilitarán la prestación en el primer trimestre de 2010, aunque todavía están gestionando la licencia de radiodifusión (la entrega, que estuvo frenada muchos años, se abrió el año pasado).

“La ley vieja sólo permitía que las cooperativas dieran TV si no había otra empresa que lo prestara en el mercado. La nueva, lo permite, pero pone como condición que, en caso de que haya otro operador, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia se expida sobre las condiciones en las que debe hacerlo”, sostuvo Oliver.

La puja de las cooperativas por ingresar en la actividad –y, en los hechos, brindar el tan mentado triple play que buscan también las grandes telefónicas– tiene años. En 2004 estuvieron a punto de lograrlo sin condiciones, cuando se modificó el artículo 45 de la actual ley 22.285 que impide a las empresas de servicio público contar con una licencia de radiodifusión, pero finalmente se les puso la restricción de que sólo lo hicieran cuando no hubiera otra prestadora, tras el reclamo de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC). Esa entidad aduce que las cooperativas son monopólicas en sus zonas, ya que brindan múltiples actividades (desde electricidad, hasta sepelios) por el desinterés de los grupos privados en hacer fuertes inversiones en localidades pequeñas. “Las cooperativas por definición no pueden ser monopólicas, los dueños son los propios usuarios”, alegó Oliver. Las firmas de cable también aducen que las cooperativas pueden hacer subsidios cruzados. “Es un fantasma que agitan, nosotros tenemos que brindar servicios en forma separada y con contabilidad diferente”, señaló al respecto Oliver.

Anuncios