Mientras que los países centrales acusan la caída del consumo de diarios impresos, junto con una tendencia también decreciente de la inversión publicitaria en la prensa gráfica, y las potencias económicas emergentes como China, India o Brasil experimentan un aumento en la lectura de diarios a medida en que sectores pobres acceden al mercado de consumo, un estudio de Price WaterHouse Coopers predice que América Latina tendrá una mejora en los indicadores de acceso, ventas y publicidad de la industria de diarios en papel (con excepción de Colombia y Venezuela). Nota de José Crettaz en La Nación.

Informe especial

El diario en papel crecerá en los próximos cinco años

Según un estudio de PwC sobre el mercado editorial en la región

Por José Crettaz – 17.08.2010

Aunque afectados por la crisis económica global y la migración de los lectores hacia las plataformas online , los diarios impresos mantendrán su vitalidad en América latina y -lejos de las profecías que señalan una agonía rápida- seguirán creciendo al menos en los próximos cinco años, sobre todo en Brasil, Chile y la Argentina.

Según el Media & Entertainment Outlook 2010-2014, un estudio prospectivo sobre las industrias de medios elaborado por la consultora Price WaterHouse Coopers (PwC), la circulación de los diarios impresos en nuestro país crecerá a una tasa anual promedio del 1,4% en los próximos cinco años, en tanto que en el gigante sudamericano -el mayor mercado regional para los diarios- lo harán al 2,2 por ciento.

El dato contrasta con los indicadores que presentan otros países, no sólo de América del Norte y Europa, sino también de la región latinoamericana. Según el pronóstico de PwC, Colombia (-0,8%) y Venezuela (-0,2) verán reducirse el número de lectores de diarios impresos. En América latina, el mayor crecimiento estará en Brasil, donde la tasa promedio anual será del 2,2% en el próximo quinquenio.

Las principales razones del crecimiento de los lectores en la plataforma papel, como se llama ahora a las ediciones impresas, son la recuperación de la economía en los países latinoamericanos; el aumento de la población de 45 años o más, en la que la lectura de noticias y opiniones en este soporte tiene un valor adicional ante las plataformas virtuales, y la baja penetración de la banda ancha, que facilitará en el futuro una mayor penetración de la oferta digital (portales de noticias, contenidos más atractivos para teléfonos móviles y aplicaciones para las nuevas PC tablet, como el iPad de Apple).

El segmento de población de más de 45 años aumentará 16,4% en los próximos cinco años y pasará de 107 millones, en 2009, a 124 millones, en 2014. Sólo la Argentina tendrá tasas de menos de dos dígitos.

Aunque las plataformas digitales presentan las tasas de más rápido crecimiento, en el caso de la Argentina, del 38% anual en el negocio de la publicidad online, la venta de avisos para las versiones impresas tiene un futuro inmediato alentador: crecerá 12% anual promedio hasta 2014 en el país.

La fortaleza de los periódicos en la región quedó demostrada en 2009, el peor año de la crisis económica global; la facturación creció 0,5% y convirtió a la región latinoamericana en la única con números positivos para la industria editorial. Según el pronóstico de PwC, esta tendencia se consolidará en los próximos cinco años, y pasará de US$ 5900 millones en 2009 a US$ 7500 millones.

Según el informe, los niveles de lectores de diarios impresos en América del Norte y Europa siguen disminuyendo, lo que perjudica su facturación en publicidad y en circulación. En cambio, en Asia-Pacífico -y en América latina- el número de lectores de periódicos aumenta casi al mismo ritmo en el que millones de pobres se incorporan a las clases medias.

América latina también será la única región en la que crecerá 5,7% la circulación de diarios impresos de distribución gratuita, cuyo retroceso global no cesa. Metro International, empresa sueca que podría considerarse inventora del formato de periódicos gratuitos, cerró varias cabeceras en Europa el año pasado, pero abrió nuevas en Brasil y México. Estos dos países y Venezuela integran los tres mercados más dinámicos para este tipo de prensa.