Según Clarín, este año se crearían 200 nuevos canales de televisión de baja potencia, como resultado de autorizaciones provisorias que daría la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual a quienes participaron del censo de emisoras realizado en los primeros tres meses de 2010. Nota de Alejandro Alfie.

MEDIOS

Este año se crearán unos 200 canales de televisión abierta

Se van a otorgar autorizaciones a granel, sin concursos ni chequeos técnicos.

Por Alejandro Alfie

En los últimos dos meses prácticamente se agotaron los equipos emisores para canales de televisión abierta, pese a que no hubo ningún concurso ni adjudicación realizada por la autoridad oficial del sector.

Es que la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA, ahora nuevamente reemplazado por el COMFER) decidió que va a otorgar autorizaciones provisorias para emitir en televisión abierta a quienes se hayan presentado en el censo -más allá de que al momento de presentarse no estuvieran emitiendo-.

Si bien la AFSCA estableció que esos permisos se darán luego de una inspección y quedarán sin efecto cuando se convoque a concurso público, los especialistas consideran que mientras tanto comenzarán a emitir y que una vez que estén operando los nuevos actores ya no se irán más. El enigma es cómo se sustentarán económicamente.

La Resolución 3 de la AFSCA, del 29 de diciembre de 2009, convocó a un censo para ordenar los “servicios de televisión de baja potencia” y provocó “una avalancha de presentaciones de gente que no está en el sector, pero que quiere entrar”, explicó un técnico del COMFER -organismo que está funcionando mientras dure la suspensión de la ley de medios y, por lo tanto, de la AFSCA-.

De los operadores que se presentaron al censo para canales de TV de baja potencia, que venció el pasado 15 de marzo, hay casi 200 canales de televisión abierta operando, que están en tres grupos delimitados: aquellos que tenían sus licencias, los que no tenían papeles que los habilitaran, y los que tenían medidas judiciales que los habilitaban provisoriamente.

Pero el mayor problema surgió con otro grupo de canales, unos 200, que no estaban operativos al momento de realizarse el censo, pero que se inscribieron para comenzar a emitir rápidamente y conseguir la licencia que los habilitara a hacerlo. Ellos agotaron prácticamente las existencias de equipos emisores de televisión abierta que tenían los proveedores.

Por ejemplo, en cuatro localidades, de 15 presentaciones realizadas, sólo tres estaciones emisoras de televisión estaban efectivamente prestando el servicio.

La mayoría de los nuevos canales comenzará a emitir este año. Eso forzará a los operadores de televisión por cable a incluir los de cada localidad en la grilla de programación, porque están obligados a poner a los canales de aire del área primaria de emisión.

Carlos Molinero, director ejecutivo de la Asociación de Teleradiodifusoras Argentina (ATA), le señaló a Clarín que tiene “mucho interés en conocer el estado actual de presentaciones, para saber cuántos canales de televisión abierta y gratuita se inscribieron en el censo”.