FOPEA, Foro de Periodistas Argentinos que integran unos 300 profesionales del país, condenó la aparición de carteles anónimos en el centro porteño en donde se pretende escrachar a periodistas del Grupo Clarín. FOPEA reclama “restaurar un ámbito de diálogo y respeto” que el periodismo y el conjunto de actores políticos y sociales fueron perdiendo. La denuncia anónima, método cobarde caro a las prácticas del fascismo y de la represión paraestatal y estatal en la Argentina, remite a la ausencia de argumentos y a la política del “vale todo”.

En la Ciudad de Buenos Aires

Fopea repudia la aparición de afiches contra periodistas

Ante la aparición de carteles anónimos pegados en algunas zonas de la ciudad de Buenos Aires que intentan deshonrar y denigrar a profesionales que se desempeñan en diferentes medios del grupo Clarín, con un procedimiento cobarde que se acerca a las prácticas de señalamiento fascistas, el Foro de Periodismo Argentino (Fopea), organización que agrupa a casi 300 periodistas de distintos medios de todo el país, advierte sobre la peligrosidad de este hecho para toda la sociedad argentina, no sólo para quienes ejercemos el periodismo. Esta clase de hostigamiento genera un clima de presión a los profesionales y podría desencadenar situaciones de mayor gravedad.

Fopea pide a las autoridades, a los diferentes sectores de la sociedad y a los propios medios y periodistas que contribuyan a restaurar un ámbito de diálogo y respeto propio de un país que se acerca a cumplir tres décadas de democracia ininterrumpida.

Desde su origen como organización profesional de periodistas, Fopea ha trabajado en la autocrítica de la prensa, pero repudia con firmeza los agravios que sólo se sustentan en lógicas partidarias que tienden a obstaculizar el trabajo de la prensa y que se inscriben en una sucesión de hechos donde se confunde en los ataques la diferencia entre las empresas de medios y los periodistas que trabajan en ellas, sean estas públicas o privadas.

La “caza de brujas” sobre periodistas es una amenaza a la libertad de expresión y puede derivar en situaciones muy peligrosas, algo que terminará afectando a la democracia argentina y a toda la ciudadanía.

Foro de Periodismo Argentino
Viernes 16 de abril de 2010

Anuncios