Diario sobre diarios contrasta la noticia publicada en Clarín y Página 12 acerca del informe anual de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la OEA, que contiene documentación imprescindible para analizar el estado de los medios y de las políticas de comunicación en América. Aunque sesgado en particular al considerar algunos países, la Relatoría intenta equilibrar su valoración de cuestiones centrales de 2009 como ha sido la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en la Argentina, a la que le dedica párrafos elogiosos (los más) y críticas. El informe cuenta asimismo con un interesante capítulo sobre diversidad y pluralismo.

 La CIDH, la ley audiovisual y las formas de editarlo

El sábado pasado, los diarios Clarín y Página/12 difundieron un informe de la Relatoría sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA). Ambos diarios editaron la información desde distintas perspectivas, por lo cual, los lectores que hayan leído uno u otro diario, no tuvieron la información completa, que se puede leer en el sitio de la CIDH.

Clarín tituló su nota “Presentan objeciones en la OEA por artículos de la ley de medios”. En el tercer párrafo, la nota consignó que para la CIDH la sanción de la norma “representa un importante avance respecto de la situación preexistente en Argentina”. Pero a partir del párrafo siguiente, comenzó a desgranar las críticas de la CIDH, entre otras cosas porque “algunas de las disposiciones podrían resultar incompatibles con la Convención Americana, mientras que otras podrían generar inconvenientes que deben ser adecuadamente resueltos, desde el inicio, en su implementación”.

La nota de Página, en cambio, se tituló “Representa un importante avance” y consignó en extenso los elogios del organismo internacional, por ejemplo, por “el derecho humano inalienable de expresar, recibir, difundir e investigar informaciones, ideas y opiniones”. Las advertencias de la CIDH sobre la norma, sólo se pudieron leer en el último párrafo de la nota.

Anuncios