Uno de los representantes propuestos por el Estado para integrar el Directorio de Papel Prensa (donde el Estado comparte acciones, desde 1977, con Clarín y La Nación) fue impedido de asumir por parte de los socios privados de la compañía, que es acusada de maniobras desleales en la venta de papel a diarios “amigos” y al resto de periódicos que se editan en la Argentina. Nota de Jorge Mancinelli en Miradas al Sur.

Sur

La denuncia por fraude a directivos de
Papel Prensa que no salió en los diarios

Por Jorge Mancinelli – politica@miradasalsur.com

Alberto González Arzac es abogado con larga trayectoria en el derecho y en la política. Siendo Inspector General de Justicia se opuso a la privatización de Aerolíneas Argentina, hecho que calificó de “una verdadera estafa”.
El 21 de octubre de 2009 fue designado por el Ministerio de Economía representante del Estado Nacional en el Consejo de Vigilancia de Papel Prensa. El 4 de noviembre del año pasado concurrió con otros representantes del Estado Nacional a una reunión del Directorio de Papel Prensa, a la que no pudo asistir dado que se lo impidieron autoridades de la firma. A partir de esa situación se sucedieron  distintas maniobras y obstáculos para imposibilitar la incorporación del consejero del Estado al Consejo de Vigilancia. La cerrada oposición a González Arzac por los representantes del paquete accionario en manos de Clarín y La Nación derivó en una querella penal que el abogado inició contra Alberto Maquieira y “eventuales cómplices” por violación de los artículos 300 inciso 3 y 301 del Código Penal, artículos ambos comprendidos en fraudes al comercio y a la industria.
Una de las argucias utilizadas en contra de la designación del nuevo consejero, fue exigir su designación por la asamblea de accionistas cuando por estatuto de la empresa el Estado tiene facultad para designar representante en forma directa.
El bloqueo a la incorporación de González Arzac fue parte de decisiones dirigidas a dificultar la incorporación de los nuevos representantes del Estado y a preparar un escenario favorable para la defensa cerrada del abastecimiento a Clarín y La Nación del papel producido por Papel Prensa, política que castiga a las demás empresas editoras al calvario de poco o ningún papel y mayor precio.

Administración infiel. El uso intensivo de las ventajas que le confiere su posición dominante en el mercado del papel para diario es tan antiguo como su historia. De igual modo que los beneficios que obtienen sus accionistas que son al mismo tiempo clientes de la empresa. Esa combinación de beneficiar a sus accionistas con precios preferenciales para sí mismos fue denunciada por el representante de la empresa Establecimiento Terrabusi en ocasión de tratarse el balance cerrado el 31 de diciembre de 1988 ya que esa empresa poseía acciones de Papel Prensa.
El representante de Terrabusi reclamó por falta de información para poder analizar debidamente el balance, algo parecido a lo que les pasa a los directores del Estado cuando cumplen con sus funciones ( ver reportaje a Beatriz Paglieri). Uno de sus reclamos fue sobre “el modo operativo que refleja el balance de la sociedad en el último ejercicio, no obstante que en la Memoria se menciona que han disminuido los costos e incrementado los precios”. La observación se refería a que esos precios eran “inferiores a los de la competencia en la mayoría de los casos e inclusive inferiores a los precios de importación”. La maniobra es tan burda como antigua y se llama, cuando se trata del interés de los accionistas que no participan de los beneficios que originan menores precios, “administración infiel”. El elemento esencial en la estructura típica de la defraudación por administración infiel es el perjuicio patrimonial, que se traduce en una disminución relativa o absoluta del valor económico del patrimonio del sujeto pasivo provocado como consecuencia del accionar del autor. En este caso, los sujetos pasivos son aquellos accionistas que no compran papel y el autor es el administrador de la sociedad con intereses comunes con quienes compran papel.
El delito de administración infiel comprende no sólo cada uno de los actos de abuso considerados individualmente, sino la gestión global del sujeto activo que comete el delito.
Intervención judicial. El día jueves 4 del corriente mes, la Comisión Nacional de Valores solicitó en el Juzgado Comercial 19, Secretaría 38, la intervención de la administración de Papel Prensa con el objetivo de asegurar su normal funcionamiento. Esa decisión fue respaldada por la totalidad de las áreas técnicas de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que tienen competencia en el problema, y contó con la aprobación unánime de su Directorio.
La acción iniciada por el Organismo de control contra Papel Prensa fue la consecuencia de haber desoído sus directivos las observaciones que les hizo respecto a la legalidad de los actos que realizaron a partir del cuatro de noviembre del 2009.
La intervención de la CNV comenzó el 19 de noviembre de 2009 con el dictado de una Resolución llamada “de irregularidad y eficacia” que lleva el número 16.222 y en la que comunica a las autoridades de Papel Prensa que había declarado irregulares e ineficaces a los efectos administrativos los actos adoptados por el Directorio de la empresa en las reuniones celebradas el 4 de noviembre de 2009. El 23 de noviembre, por Resolución 16.223, dispuso instruir sumario a los integrantes de los órganos de dirección de Papel Prensa.
Papel Prensa reaccionó ante las medidas dispuestas por la CNV, iniciando una acción cautelar en la Cámara de Apelaciones en lo Comercial. Este tribunal rechazó la presentación sosteniendo, entre otras consideraciones, que “…no fue verdadero lo expuesto  por Papel Prensa S.A. en su comunicación del mismo 13/11/09 dirigida a la Comisión Nacional de Valores en la que afirmó que las actas ‘…al día de la fecha se encuentran suscriptas por todos los intervinientes…’” (en bastardilla en el fallo). La mentira de los directivos de Papel Prensa que intervinieron en la manipulación les hizo perder un triunfo que sus mandantes mediáticos descontaban.

Anuncios