Virtualis, blog de investigadores del Tec de Monterrey, sintetiza las posiciones en debate por la Agenda Digital Europea 2010-2015, en la que organizaciones de la sociedad civil proponen incluir taxativamente los “derechos del Internauta” (post de Jacob Bañuelos). Por su parte, el blog de Enrique Dans cuestiona los avances en el marco de la negociación por el ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) que apuntan a restringir severamente los marcos de ejercicio de la libertad de expresión en Internet, con la excusa de combatir la piratería y proteger el negociado de la propiedad intelectual.

DERECHOS DEL INTERNAUTA

Por Jacob Bañuelos – 25-febrero-2010

Los próximos 18 y 20 de abril se reunirán los Ministros de Tecnología de la Unión Europea, para aprobar la Agenda Digital Europea 2010-2015, lo que incluirá una Carta de Derechos del Internauta para ese continente. La pregunta fundamental es ¿qué derechos tiene un internauta?

En este momento Internet libra diversas batallas cruciales que podrán definir gran parte de su destino en los próximos 10 años. Estas batallas se libran en el terreno de la privacidad, los derechos de autor, la seguridad nacional, los modelos de negocio, y sobre todo, en quién debe garantizar los derechos ciudadanos frente a un Internet que progresivamente adquiere más poder sobre nuestras vidas ¿Quién debe garantizar una gobernanza democrática e incluyente en Internet?

Dos grandes modelos de negocios se enfrentan diariamente en Internet y le han valido ya numerosas demandas a compañías como Google, quien impulsa un modelo de negocios basado en la gratuidad frente a un modelo más tradicional basado en el cobro de servicios. Estamos viendo que Google, una empresa privada, ofrece servicios que en otro momento el Estado debería garantizar. Qué pasaría si Google cobrara por ello, ¿tiene derecho? ¿Dónde quedan los derechos del ciudadano-internauta en medio de esta realidad digital?

La Agenda Digital Europea, en palabras de Vivian Redign Comisaria Europea para la Información y Medios de Comunicación, tiene las siguientes prioridades: el acceso universal a Internet de banda ancha de un mega, la creación de un mercado único digital como clave para desbloquear el potencial de la economía del conocimiento, evitar la fragmentación del mercado en el modelo de negocio, el desarrollo de la “nube” informacional, ganar terreno en la digitalización de libros frente a Estados Unidos, aumentar los servicios digitales y lograr una mejor coordinación en la regulación de los derechos de autor en la Unión Europea. Esta agenda se debe consolidar a riesgo de perder oportunidades de desarrollo frente al resto del mundo. Redign enfatizó además, que la realización de un mercado único digital será imposible sin la inclusión de los ciudadanos, garantizando una acceso mundial y neutral a la red. ¿Qué derechos tendrá un internauta en esta lógica de mercado, sólo el acceso universal? ¿Qué estamos haciendo en México frente a estos retos?

Pero, ¿qué contiene o debería contener la Carta de Derechos del Internauta? Hasta abril no sabremos el contenido de la carta europea. Pero organizaciones como la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC,http://www.apc.org) ha elaborado una carta inspirada en diversas organizaciones expertas sobre el tema: “Carta de comunicación de los pueblos”, “Movimiento mundial por la voz del pueblo en medios y comunicación del siglo XXI”, Informe del Grupo de Trabajo sobre Gobernanza de Internet, Agenda de Túnez para la Sociedad de la Información, Internet como bien Público en las deliberaciones de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, así como en Fuerza de Tarea en TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) de la ONU. Los derchos del internauta tienen como fundamento la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) ¿Cuáles son estos derechos? Básicamente, que los ciudadanos deben tener acceso, libertad y privacidad:

• Acceso a Internet para todos y todas

o Derecho a acceder a la infraestructura sin importar dónde se viva

o Derecho a los conocimientos

o Derecho a interfaces, contenido y aplicaciones accesibles para todos y todas

o Derecho al acceso igualitario para hombres y mujeres

o Derecho a un acceso asequible

o Derecho al acceso en el lugar de trabajo

o Derecho al acceso público

o Derecho a acceder y crear contenidos cultural y lingüísticamente diversos

• Libertad de expresión y asociación

o Derecho a la libertad de expresión

o Derecho a estar libre de censura

o Derecho a participar en manifestaciones en línea

• Acceso al conocimiento

o Derecho a tener acceso al conocimiento

o Derecho a la libertad de información

o Derecho al acceso a la información financiada por fondos públicos

o Intercambio de aprendizaje y creación- software libre y desarrollo tecnológico

o Derecho al intercambio

o Derecho al software libre

o Derecho a estándares tecnológicos abiertos

o Derecho a beneficiarse de la convergencia y los contenidos multimedia

• Privacidad, vigilancia y encriptación

o Derecho a la protección de datos

o Derecho a no estar bajo vigilancia

o Derecho a usar encriptación para la comunicación segura, privada y anónima

• Gobernanza de Internet

o Derecho a una supervisión multilateral y democrática de Internet

o Derecho a la transparencia

o Derecho a una arquitectura de red abierta

o Derecho a estándares abiertos, sin costo, reduciendo los obstáculos para el acceso y permitiendo la interoperatividad

o Derecho a la neutralidad de Internet y al principio de extremo-a-extremo, esto es, potenciar el valor del efecto de red y evitar la centralización

o Derecho a un Internet como un todo integral, no fragmentado local o nacionalmente, sin filtros

• Conciencia, protección y realización de los derechos

o Derecho a la protección de derechos, la conciencia y la educación, garantizado por los gobiernos

o Derecho a anteponer un recurso cuando ocurre una violación de derechos

¿Cuántos de estos derechos tenemos actualmente? ¿El Estado está facultado para garantizar estos derechos? ¿Son estos todos los derechos del internauta, hay algunos más?

Garantizar los derechos del internauta, contribuirá a promover la justicia social y el desarrollo sustentable, en una sociedad donde muchos todavía son excluidos. El logro de los derechos humanos, así como la abolición de la pobreza y las desigualdades sociales, están estrechamente ligados a las garantías, justicia e igualdad en el marco de los derechos en Internet, donde con todo y la virtualidad, seguimos siendo ciudadanos.

Grupos y Programas recomendados:

BlueLink Information Network

Bytes for All

Fantsuam Foundation

Foundation for Media Alternatives (FMA)

OneWorld Platform for Southeast Europe Foundation (OWPSEE)

Pangea

Rede de Informações para o Terceiro Setor – RITS

StrawberryNet Foundation

ZaMirNET

La verdadera amenaza: ACTA

ACTA, el Anti-Counterfeiting Trade Agreement, es una propuesta para un acuerdo comercial multilateral de aspecto sumamente siniestro cuyas negociaciones, en sucesivas rondas, se estaban llevando hasta el momento con el más absoluto secretismo. Ayer, finalmente, se filtró el capítulo de ACTA referente a Internet, y en efecto, se demuestra que todos los temores estaban justificados: se trata del mayor ataque a la libertad de la red jamás concebido, con provisiones para convertir a Internet en un auténtico estado policial, y pasado por la vía de un acuerdo multilateral de comercio que los países se verán obligados a ratificar si no quieren ser objeto de sanciones comerciales.

En el documento filtrado aparecen provisiones destinadas a forzar a cualquier actor en la red o fuera de ella, desde empresas proveedoras de tecnología hasta proveedores de acceso, pasando por empresas de hosting, operadores móviles, universidades, etc. a detener la actividad de todo aquel que se crea pueda estar tomando parte en infracciones de cualquier tipo a la propiedad intelectual o las marcas registradas, en lo que se constituye como un auténtico cajón de sastre susceptible de ser utilizado contra absolutamente cualquier cosa. Incluye también sanciones contra quienes desactiven medidas anti-copia, o la extensión de la política de desconexión de Internet de usuarios que sean acusados de infracciones. ACTA es, sin ningún lugar a dudas, el mayor intento hecho hasta el momento de ejercer un control sobre Internet, de perpetuar los conceptos relacionados con la propiedad intelectual y el copyright antes de que estos puedan ser redefinidos en función del nuevo escenario sociotecnológico, crear un nuevo estándar de aplicación de propiedad intelectual más allá de los estándares existentes. ACTA es, a día de hoy, la verdadera amenaza.

Con ACTA no podemos andarnos con tonterías: crea un marco legislativo que puede ser utilizado para recortar de manera drástica las libertades más básicas. Como en ocasiones anteriores, pretenderán convencer a la opinión pública de que se trata de acciones contra las grandes redes de piratería o contra organizaciones internacionales, pero nunca de actuar contra los ciudadanos. En función de lo que nos temíamos y de lo que el documento filtrado revela claramente, es mentira. Es preciso hablar del tema, estar plenamente informados, tener las ideas muy claras al respecto, y que no haya voces discordantes: en el momento en que se plantee, el rechazo debe ser total y efectivo, y manifestarse en forma de una fuerte presión ante los gobiernos y representantes políticos de cada país. En mi caso, había evitado hablar de ACTA debido a que carecía completamente de información fiable al respecto. Hoy, tras leer el documento filtrado, inauguro decididamente la etiqueta y el capítulo. Ten tus antenas activadas: oirás hablar de ACTA, no lo dudes. Nunca unos pocos intentaron de manera tan clara y resolutiva recortar las libertades de todos.

ACTUALIZACIÓN: Las primeras reacciones a la filtración no se han hecho esperar. En menos de veinticuatro horas, el Supervisor Europeo para la Protección de Datos (SEPD) se ha pronunciado afirmando que la propiedad intelectual no puede colocarse por encima de los derechos fundamentales y criticando el secretismo de las negociaciones, completamente inaceptable.

Anuncios