El sitio “punto biz” informó el 7 de abril de 2010 sobre la conciliación obligatoria en el conflicto desatado tras el despido de trabajadores por parte del multimedios Vila-Manzano en sus empresas de Rosario y después de una articulada resistencia por parte de un variado arco sindical y social. Entre las exigencias del Grupo Uno figura la curiosa admisión de que la “pauta oficial” es en rigor ayuda económica para los medios, además de otras figuras de asistencia estatal solicitada al Ministerio de Trabajo.

Se acató la conciliación obligatoria

Fumata blanca en Buenos Aires y se arregló el conflicto del Diario La Capital

La paz laboral regirá por 15 días. El Multimedios pide continuidad de subsidios y pauta oficial. Ofrecerán retiros voluntarios en lugar de los despidos.

El conflicto que paralizó la redacción y las rotativas del Diario La Capital por seis días se encaminó pasado el mediodía al cabo de una reunión de las partes celebrada en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El preacuerdo fue rubricado por Daniel Vila, titular del Multimedios, y Edgardo Carmona, en representación de la Intersindical de Medios que impulsó el conflicto que afectó al principal diario de Rosario y dos radios de amplitud modulada, LT8 y LT3 y significó la aceptación de la conciliación obligatoria por parte del sector patronal. Trabajadores de los tres medios realizaron a última hora de la tarde un acto en las puertas del diario, como paso previo al reingreso a los lugares de trabajo.

Los negociadores de ambas partes ya se habían puesto de acuerdo anoche, pero decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el mediodía de hoy, esperando el visto bueno y la firma de Daniel Vila, que anoche llegó al país procedente desde Miami, Estados Unidos.

La empresa accedió a dar marcha atrás con el despido de 26 trabajadores de las radios, que se convertirán en ofertas de retiros voluntarios. Existe una base firme, habida cuenta que al menos una docena de ellos ya habían dado conformidad para desligarse de la empresa. Cabe recordar que los cesanteados ya tienen depósitado un resarcimiento económico en sus cuentas sueldos desde la semana pasada.

Los otros términos de la negociación corrieron por cuerda separada a las cuestiones estrictamente laborales. En el diálogo con el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, directivos de la empresa desgranaron planteos de asistencia económica. Requirieron la continuidad de los planes Repro, que equivalen a $ 600 mensual por cada trabajador de las emisoras, y también un compromiso de pauta oficial. En este caso, el requerimiento fue más allá de las empresas rosarinas, porque se involucró diario y radios mendocinas.

En la discusión, Tomada recordó a los empresarios que el Estado ya tiene en marcha un plan de asistencia financiera para las empresas del grupo que involucra unos u$s 20 M.

En línea con los planteos efectuado ante la cartera laboral y tras acatar la conciliación obligatoria, la empresa dio a conocer un comunicado en el que señala que “se abre un compás de negociación de 15 días en el que las partes deberán encontrar por medio del esfuerzo compartido una salida definitiva al conflicto que garantice la viabilidad y sustentabilidad de las empresas y en consecuencia de las fuentes de trabajo”.

Anuncios