La resolución del Ministerio de Economía revocando la fusión entre Multicanal y Cablevisión (Grupo Clarín) es un nuevo capítulo, pero no el último, de la zaga que comenzó cuando el ex presidente Néstor Kirchner en su último día hábil de mandato accedió a la fusión (nota de La Nación). Posteriormente órdenes de la Secretaría de Comercio Interior para disolver la unión de ambas empresas que controlan más del 50% del mercado del cable fueron desechadas por la Justicia, que autorizó además el incremento de tarifas por parte del grupo Clarín. La concentración del mercado y las elocuentes contradicciones del gobierno en el lapso 2003-2010 conducen a conduce a Fernando Krakowiak, en Página 12, a reconocer que el verdadero problema radica en la falta de constitución del Tribunal de Defensa de la Competencia, creado en 1999. Ninguno de los gobiernos desde entonces se atrevió a conformarlo, en un tácito apoyo a los actores más concentrados de cada sector de la economía, incluyendo las industrias culturales. El autor afirma que “la no conformación del Tribunal resultó funcional a los intereses de las empresas, porque la CNDC tuvo un accionar pasivo frente a la concentración de los distintos mercados. Sin embargo, el año pasado el Gobierno decidió darle protagonismo y el ente empezó a actuar con mayor celeridad”, y que “si (el gobierno cumpliera la ley y creara) el Tribunal, el organismo podría aplicar las medidas que ahora la Justicia le frena a la CNDC, pero perdería el control político del área porque sus miembros deben ser designados por concurso de antecedentes y oposición”. El interés de la sociedad, como se advierte, sigue ausentado de la discusión. Posteriormente, la Secretaría de Comercio Interior dispuso indicadores para realizar el cálculo de costos que justificarían o no el aumento (en La Nación). La ausencia de cálculo de costos en las actividades infocomunicacionales por parte del Estado objetivamente debilita su capacidad de control. En tanto, el grupo Clarín resolvió en marzo de 2010 dejar de utilizar la marca “Multicanal” (nota de Alfredo Sainz en La Nación).

Lanzan un servicio de alta definición

Cablevisión avanza con la fusión e invierte 150 millones de dólares

Avisos, campañas, agencias,Las marcas Multicanal, Teledigital y Flash serán absorbidas por Cablevisión y Fibertel,Avisos, campañas, agencias,

Alfredo Sainz – 31.03.2010
LA NACION

En el medio de la pelea con el Gobierno, Cablevisión continúa avanzando con la fusión con Multicanal y anunció una inversión de US$ 150 millones para comenzar a ofrecer sus servicios de televisión en alta definición, en el mercado argentino.

Ayer, la empresa del grupo Clarín informó la desaparición del mercado de las marcas Multicanal, Flash y Teledigital, que pasarán a operar bajo la denominación de Cablevisión y Fibertel.

Las tres marcas que desaparecerán comercialmente pertenecían originalmente a Multicanal, la empresa de Clarín que concretó la compra de su competidor Cablevisión. En el caso de Multicanal y de Teledigital -una operadora de televisión por cable con presencia en la provincia de Neuquén-, los abonados pasarán a estar bajo la órbita de Cablevisión, mientras que Flash será absorbido por Fibertel.

La decisión de avanzar con este proceso de absorción de las marcas se conoce en un momento en que la fusión entre Cablevisión y Multicanal se encuentra en el medio de una disputa legal entre el Gobierno y el grupo Clarín. En diciembre último, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia -el organismo controlado por Guillermo Moreno, que había aprobado la operación en 2007- dictó una resolución en la que dejaba sin efecto la compra, aunque esa medida fue anulada por la Sala A de la Cámara Penal Económica, que también inhabilitó a Moreno para seguir interviniendo en el asunto.

La ofensiva oficial se trasladó al Ministerio de Economía, que a principios de mes emitió otra resolución en la que revocaba la autorización para la fusión entre los dos operadores de televisión. La medida fue nuevamente apelada por Cablevisión, que ahora está a la espera del fallo de la Justicia.

En Cablevisión explicaron que la decisión de fusionar sus marcas es completamente independiente del proceso legal. “Las empresas ya estaban operando legalmente bajo la razón social de Cablevisión S.A. y lo único que estamos haciendo ahora es avanzar en un proceso que se había iniciado hace casi tres años, cuando el Gobierno aprobó la fusión entre Cablevisión y Multicanal. Se trata de un cambio más operativo y desde un punto de vista comercial que ya estaba pautado desde hace tiempo”, explicaron en la compañía.

La fusión de marcas forma parte del plan de negocios de Cablevisión para este año, que está marcado por el Mundial de fútbol.

Alta definición

En total, la empresa invertirá 150 millones de dólares, de los cuales la mayor parte se destinará a la reconversión de sus servicios. La principal acción es el lanzamiento de las plataformas Cablevisión HD y Cablevisión Max.

La primera incluye inicialmente un paquete de seis señales de alta definición, aunque la idea es extenderla a 19 canales hacia fin de año. Para el cliente, el costo del abono será $ 146 pesos (contra los $ 116 del servicio tradicional) más un pago de 200 pesos por el decodificador. Por su parte, Cablevisión Max agregará a las señales en HD la posibilidad de grabar los programas, a un costo de $ 166 mensuales más $ 300 en concepto de decodificador. “A nosotros cada decodificador nos cuesta 100 dólares y estamos bonificando el precio para hacer accesible el servicio”, destacó Gonzalo Hita, gerente comercial de Cablevisión.

Tanto los servicios HD y Max incluirán la posibilidad de ver todos los partidos del Mundial de fútbol en alta definición, sin pagar un abono adicional. Aunque en Cablevisión explican que los beneficios de la mejor calidad de imagen serán claramente perceptibles en los televisores LCD.

En marzo, la empresa ya logró colocar 10.000 nuevos decodificadores y sostienen que su objetivo es terminar 2010 con 65.000 abonados al sumar los servicios HD y Max.

Lo que viene: la grabadora virtual

Junto con los servicios de alta definición, Cablevisión prepara para antes de fin de año el lanzamiento de la plataforma VOD (video on demand), que se asemeja a una grabadora virtual. “El nuevo servicio permitirá que un cliente puede disponer de toda la programación que ya se haya transmitido cuando quiera y sin necesidad de haber grabado antes el programa”, explicó Hita. El gerente comercial de Cablevisión, en cambio, señaló que la llegada al país de la televisión 3D (tres dimensiones) demorará por lo menos seis años. “Todavía este tipo de servicios es muy incipiente en los Estados Unidos”, explicó el ejecutivo.

Sorpresiva medida / Ofensiva contra el Grupo Clarín

Anulan la fusión CableVisión-Multicanal

El Ministerio de Economía revocó la autorización que había firmado Kirchner en 2007; además, regula el precio de los abonos

Viernes 5 de marzo de 2010 | Publicado en edición impresa

El Gobierno dispuso ayer anular la fusión de las empresas Multicanal y CableVisión, ambas del grupo Clarín, a través de una decisión del Ministerio de Economía, que conduce Amado Boudou.

Según una resolución a la que accedió LA NACION, se dispuso ir marcha atrás con la resolución 257 de 2007, que permitió la unión de los dos operadores de TV por cable.

El artículo 1 indica que se rechaza “el planteo de nulidad interpuestos por el grupo Clarín, CableVisión SA y Vistine (ex Vistone LLC) contra la resolución 1101” del 23 de diciembre pasado de la Secretaría de Comercio Interior, que conduce Guillermo Moreno.

El segundo hace lo propio con el planteo que, en el mismo sentido, se formuló contra la resolución 1011 del 14 de diciembre del mismo organismo oficial.

Por medio de la resolución 1011/09, la secretaría de Moreno dejó sin efecto la autorización que había otorgado en 2007 para la fusión de ambas compañías, a contramano de lo que había permitido el área, con el aval del entonces presidente Néstor Kirchner.

En el mismo sentido se expidió la dependencia por la resolución 1011, que suspendía la fusión y que había sido suspendida por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial, el 18 de diciembre.

Esa cámara también resolvió que había existido prejuzgamiento de parte del funcionario que dictó esa resolución, por lo que decidió apartarlo.

Pero ahora Economía no sólo avala esa decisión por sí misma, sino que avanza y, al considerar “incumplido el compromiso aceptado por el artículo 1° de la resolución 257”, avanza con la anulación.

El artículo 3° también da por tierra el planteo de la firma AMI Holdings, mientras que el artículo 4° hace lo propio respecto de los planteos del grupo Clarín, Cablevisión y Vistone.

Además, se negó “por infundado el planteo de inhibición y pedido de excusación planteado por las firmas grupo Clarín, CableVisión y Vistone”. En ese sentido, también “rechaza por improcedente e inconducente la prueba ofrecida por las partes”.

También se considera “incumplido el compromiso aceptado por el artículo 1° de la resolución 257 con fecha 7 de diciembre de 2007”, tomada a partir del dictamen 637/07 de la comisión de defensa de la competencia.

El artículo 8° declara el cese de los efectos de la autorización otorgada en el artículo 2° de la resolución, mientras que ordena a las partes a que “en el plazo de seis meses de notificada esta resolución efectúen todos los actos necesarios para dar cumplimiento a lo resuelto”.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia solicitó, al autorizar esta fusión, que la nueva empresa suscribiera un compromiso con pautas de inversión y otras obligaciones.

En sus considerandos, se indica que el grupo Clarín y Fintech “adquirieron una cantidad de acciones adicional a la que ya poseían, por lo que resultaban titulares, directa e indirectamente, de aproximadamente el 60 y el 40%, respectivamente, de las acciones de CableVisión”.

Luego, recuerda que CableVisión compró el 98,54% de Multicanal, el 99,9% de Teledigital Cable y el 100% de la primera empresa red interactiva de medios argentinos.

Luego enumera todos los antecedentes administrativos y jurídicos de esta operación que ahora se da por caída, en el contexto de la ofensiva del Gobierno contra el grupo Clarín, que tuvo su otro golpe fuerte en la estatización de la transmisión del fútbol por televisión.

Fuentes ligadas al grupo Clarín indicaron ayer que “es una cuestión que obviamente vamos a apelar de inmediato, porque están desobedeciendo una orden de la Justicia de hace dos días, que ordenaba apartarse a Moreno y dar derecho a la defensa a las empresas” involucradas.

Precio regulado

“Es un paso más en la estrategia de ataque oficial contra las empresas de cable. La justicia ordenó que haya derecho de defensa y eso no se dio”, agregaron. En cuanto a las acusaciones de no haber cumplido con las pautas de inversiones, expresaron: “Acreditamos el sobrecumplimiento de todos los compromisos”.

Por otro lado, la resolución 50, de la Secretaría de Comercio Interior, publicada ayer en el Boletín Oficial, dispone que las empresas de televisión por cable deben fijar los abonos mensuales de sus usuarios utilizando una fórmula dispuesta en la norma. La cifra deberá ser informada a la Dirección de Lealtad Comercial de la Secretaría en forma semestral.

Por primera vez, deberá hacerse ese trámite entre el 8 y el 22 de este mes. “La fórmula establecida tiene en cuenta diversos conceptos de gastos y de inversión de las compañías. Según los considerandos de la norma firmada por Guillermo Moreno, lo dispuesto “no vulnera los derechos de propiedad” sino que se “limita” a “defender los derechos de los usuarios”.

ECONOMIA › LA JUSTICIA HABILITO LA SUBA DEL ABONO DE LA TV PAGA

Luz verde al aumento

Por Fernando Krakowiak

La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones Civil y Comercial anuló el martes la medida cautelar a través de la cual la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) había frenado por sesenta días el aumento en el abono de la televisión paga. Los magistrados consideraron que el único organismo facultado para tomar una acción de esas características es el Tribunal de Defensa de la Competencia, pero el mismo no está conformado. Por lo tanto, las empresas podrán aplicar las subas.

La CNDC emitió una resolución el pasado 21 de enero donde les ordenó a las empresas de televisión paga que se abstengan de aplicar ajustes por un plazo de sesenta días y que en caso de haberlo hecho que retrotraigan la situación. En los considerandos, el organismo citó artículos periodísticos donde se informaba sobre aumentos de precios de entre 6 y 10 por ciento. “Esos hechos dieron cuenta de la existencia de actos realizados no ya por un actor individual del sector de la TV paga, sino por los principales operadores y entidades que los agrupan, tendientes a la fijación presuntamente concertada de los precios del servicio”, afirmó la CNDC.

Cablevisión (Grupo Clarín) apeló la resolución y obtuvo luz verde por parte de la Cámara, en un fallo firmado por los magistrados Ricardo Víctor Guarinoni, Graciela Medina y Alfredo Silverio Gusmán, este último en disidencia. Al igual que ocurrió en el caso de Telecom Italia, empresa que fue intimada a desinvertir en el país por la CNDC, la Justicia argumentó que la comisión antimonopolio no está facultada para dictar ese tipo de medidas y le exigió al Gobierno que conformé el Tribunal de Defensa de la Competencia.

En el país existen leyes antitrust desde 1933, pero la mayoría de las veces fueron burladas por los grandes capitales o redactadas para que pudieran expandirse con tranquilidad, tal es el caso del decreto ley 22.262 de 1980 que creó la CNDC, elaborado por el ex ministro de Economía de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz. En 1999 el Estado sancionó una nueva Ley de Defensa de la Competencia que contempla la penalización de prácticas anticompetitivas y regula las fusiones de empresas. Sin embargo, el Tribunal de Defensa de la Competencia previsto en esa legislación nunca se conformó y la aplicación siguió recayendo en la CNDC. La no conformación del Tribunal resultó funcional a los intereses de las empresas, porque la CNDC tuvo un accionar pasivo frente a la concentración de los distintos mercados. Sin embargo, el año pasado el Gobierno decidió darle protagonismo y el ente empezó a actuar con mayor celeridad. Por ese motivo, a partir de ahora todas las empresas que son intimadas impugnan su accionar y reclaman la conformación del Tribunal, para ganar tiempo.

El Gobierno aún no decidió como resolver el obstáculo que se le plantea. Si crea el Tribunal, el organismo podría aplicar las medidas que ahora la Justicia le frena a la CNDC, pero perdería el control político del área porque sus miembros deben ser designados por concurso de antecedentes y oposición y tienen autonomía relativa. Ahora, en cambio, la CNDC responde al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. El problema es que al Gobierno tampoco le sirve tener el control de un ente sin poder de fuego.

Moreno lanza la fórmula para que las empresas justifiquen aumentos en el cable.

La Secretaría de Comercio Interior dispuso que las empresas de televisión paga se sometan a una fórmula para determinar el valor del abono que deberán cobrar a sus clientes, a partir de una resolución conocida hoy en la que se sostiene que la medida “no vulnera los derechos de propiedad”, sino que se “limita” a “defender los derechos de los usuarios”. “La discrecionalidad en la fijación del precio opera como un mecanismo de exclusión de los usuarios”, dice en la resolución 50/2010 publicada en el Boletín Oficial. Las compañías deberán justificar el precio de sus servicios tomando en cuenta una decena de parámetros establecidos en la normativa (como capital empleado, monto de inversión para mantener el servicio, gasto de mantenimiento de red, etc.) y presentar los resultados para su posterior aval en la Dirección de Lealtad Comercial, entre el 8 y el 22 de marzo. La resolución firmada por Moreno advierte que existe “una distorsión en los precios del mercado televisivo que debe ser corregido”. La secretaría “procederá a ejecutar el mecanismo que se aprueba, a los efectos de establecer en relación a la comercialización de televisión paga, un precio igualitario al que deberán ajustarse todas las operaciones relacionadas a dicho consumo”.

Anuncios