Crítica y La Nación informan sobre aspectos del vínculo contractual entre la Asociación de Fútbol Argentino y el Estado para garantizar la transmisión no arancelada de partidos de fútbol. Ambos medios señalan que el acuerdo que reemplaza el monopolio de la posesión de derechos de televisación, se conoce con cuentagotas.

Deportes / Edición Impresa

Una empresa privada vinculada al kirchnerismo distribuye las señales de los partidos

Con imágenes marca K

Se trata de La Corte SRL, una firma que también se encarga de televisar los discursos y los viajes de la presidenta Cristina. Además, Canal 7 se quedó al margen de la producción televisiva de los partidos, salvo dos por fecha.

Por Andrés Burgo- 29.08.2009

La transmisión de los partidos de fútbol en manos del Gobierno beneficia a La Corte SRL, una empresa privada vinculada al kirchnerismo que, sin ninguna licitación, se quedó con la distribución de las imágenes de los 10 partidos de cada fecha del Apertura. Lo que todavía sigue siendo un misterio es el nombre de la sociedad que tiene a cargo la producción televisiva de los encuentros, ya que desde Canal 7 se empeñan en afirmar que la emisora estatal sólo produce dos partidos por jornada (Tigre-Central, jugado anoche, y Argentinos-Banfield, a disputarse hoy, en esta fecha en particular). “Investigá por el lado de Marcelo Araujo y el Comfer”, avisan desde ese canal, todavía doloridos porque el relator se quedó a cargo de la televisación del fútbol argentino, después de que la AFA rescindiera el contrato de Torneos y Competencias.

Lo que sí confirmó Crítica de la Argentina es que La Corte SRL se encarga de la distribución de las imágenes de todos los partidos. Eso significa que, en vez de ser transportadas desde los estadios de fútbol hasta el Canal 7, las señales van directamente a esta empresa, que es una vieja conocida del kirchnerismo, y después sí son redistribuidas (a Canal 7, América o a los canales que televisan los encuentros).

La Corte se encarga desde 2004 de la imagen presidencial de los K, ya sea en sus mensajes grabados o en sus viajes por el interior del país y el exterior. Sus fundadores, los hermanos Pablo y Daniel Monzoncillo, suelen tener relación directa con el vocero de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Miguel Núñez, y con el secretario de Medios, Enrique Pepe Albistur. Y según una investigación de la revista Noticias, en 2006, La Corte ya había recibido del Estado, aun antes de recibir la licitación, unos 4.465.384 de pesos a lo largo de tres años. Esa cifra llamó la atención de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), el organismo de control del Estado.

Más allá del misterio de la producción de las imágenes (aunque se insiste en la supuesta participación del Comfer y además está confirmada la presencia de Gustavo González, un experto en el tema), el nuevo mapa de la televisación del fútbol argentino se completa con VTS-Ramiro Nieto, la empresa con sede en Rosario que ya solía alquilarle equipos a Torneos y Competencias, y que ahora se encarga en exclusividad del soporte técnico de las imágenes.

En tanto, este fin de semana, América televisará cuatro partidos (Vélez-Arsenal, hoy a las 14.10, y Estudiantes-Gimnasia, a las 16.10; y mañana River-Chacarita y Atlético Tucumán-Independiente). Lo curioso es que, tal como ayer anticipó este diario, aún no está oficialmente confirmado si Canal 7 emitirá esas imágenes para el resto del país. América sólo tiene cinco repetidoras en la Argentina, mientras que la emisora estatal suma 263 en todo el territorio.

El contrato es un misterio

“Es inaceptable que nadie conozca los términos del contrato celebrado entre la AFA y el Gobierno. Terminar con el monopolio (en referencia a Torneos y Competencias) implica también terminar con la falta de transparencia y los ocultamientos que siempre caracterizaron a la AFA y del cual el Gobierno, con el uso de los fondos públicos, no puede ni debe avalar”. Con estas palabras se expresó la diputada nacional Delia Bisutti al presentar ante la jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación un pedido formal, basado en la normativa vigente de derecho a la información, para poder obtener la copia del contrato celebrado entre el gobierno nacional y la AFA.

Bisutti agregó: “Cayó el monopolio. Ahora se debe trabajar para que en la AFA se impulsen cambios profundos en su funcionamiento. Se debe garantizar la transparencia, la publicidad, la participación, el debate, la información, no sólo a todos los habitantes de nuestro país por el uso de los fondos públicos, sino también a los dirigentes de los clubes; quienes deberían avanzar en la posibilidad de imponer un pensamiento crítico, libre, democrático y transparente en la AFA y exigir a Grondona el acceso a los ingresos de la AFA y los términos de sus diversas contrataciones”.

Asimismo, el diputado Claudio Lozano presentó en la Cámara baja un pedido de informes sobre el convenio suscripto por el Gobierno con la AFA. En dicho pedido, y con la convicción de que la primacía del negocio sobre el deporte puso en cuestión la perspectiva del fútbol nacional, Lozano solicitó al Ejecutivo que, a través de la Jefatura de Gabinete, se remita al Congreso información del monto de recursos públicos invertidos.

canchallena.com > Fútbol

La Jefatura de Gabinete tendrá los derechos del fútbol durante diez años

Sin embargo, Aníbal Fernández dijo que los pagos del Estado son “un verso”; el Gobierno oficializó el contrato por la TV con la AFA mediante la decisión administrativa 221/2009, que establece la “cesión exclusiva” de la explotación de los torneos locales a cambio de $ 600 millones anuales

02 de Septiembre de 2009 – 07:45

Finalmente, tras más de dos semanas de incertidumbre acerca de los términos del convenio entre la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Gobierno, se publicó en el Boletín Oficial el contrato firmado el 20 de agosto, por el que se cedieron los derechos de explotación “primarios y secundarios” de la televisación del fútbol local por el término de diez años.

Mediante la decisión administrativa 221/2009, el Gobierno creó el Programa Fútbol para Todos que, según se indica en el texto de la norma, tiene por fin “permitir el acceso libre y gratuito de la televisión abierta en todo el territorio de la República Argentina” a los torneos organizados por la AFA.

Para ello, la Jefatura de Gabinete garantiza a la AFA un ingreso mínimo de $ 600 millones, más el ajuste que se prevé en la cláusula octava del contrato.

Sobre el dinero que, producto de la comercialización del fútbol, exceda esta suma, la AFA y el Gobierno se repartirán las ganancias en partes iguales.

Para este primer año del contrato se realizó un primer pago de $ 100 millones, en tanto que los restantes $ 500 millones se saldarán en once cuotas iguales.

Para los restantes nueve años, el pago a la AFA se realizará en 12 cuotas iguales, con vencimiento el 15 de cada mes.

Asimismo, se oficializa la programación de partidos que se vio en las dos primeras fechas del Torneo Apertura: dos partidos los viernes, cuatro los sábados y otros cuatro los domingos, que se disputarán en diferentes horarios, de manera de permitir que todos sean televisados en directo.

Uno de los puntos curiosos del acuerdo es el que está referido al “clásico”, al que el contrato define como “el partido de mayor convocatoria de la fecha, a elección de la Jefatura de Gabinete de Ministros”.

Tanto el clásico como los dos partidos que le sigan en convocatoria, “a elección de la Jefatura de Gabinete”, se jugarán en domingo, en horarios que no se superpongan.

Sin embargo, el convenio establece algunos lineamientos para la elección del clásico de la fecha: siempre deberán tenerse en cuenta a “Boca, River, San Lorenzo, Racing, Independiente, Vélez Sarsfield y/o los punteros de la tabla y/o que el cotejo defina el carácter de puntero o de campeón o de subcampeón o el descenso ó la ubicación de las posiciones de promoción o descenso directo”.

Asimismo, se establece que Boca y River jugarán siempre en domingo (excepto cuando haya una fecha extraordinaria entre semana) y serán emitidos por el medio que disponga la Jefatura de Gabinete. Cuando disputen partidos entre sí, ese será obligatoriamente el clásico de la fecha.

Aníbal Fernández, su versión

El jefe de gabinete, Aníbal Fernández, calificó hoy como un “verso” difundido por “los medios” que el Estado ya haya pagado 400 millones de pesos, por los derechos de transmisión del fútbol a la AFA, y advirtió que ese deporte “se estaba muriendo de inanición” hasta que intervino el Gobierno.

Fernández precisó que se pagaron “100 millones de anticipo” y luego corresponderían “500 millones en 11 cuotas iguales y consecutivas de 45 millones”, aunque aseguró que, con un “esquema de comercialización” ya en marcha, “las cuotas que vienen de acá en más ya no serán del Estado”.

“Nosotros pusimos 100 millones el día que firmamos el convenio porque había que resolver la problemática de los clubes. El problema más severo era ese, se estaban muriendo de inanición…”, advirtió el funcionario, en declaraciones de esta mañana a radio La Red.