El área de Defensa de la Competencia ordenó congelar movimientos en la empresa Cablevisión, controlada desde 2006 (y oficialmente desde 2007) por el Grupo Clarín junto a la operadora de tv por cable Multicanal. Las condiciones que se exigían al autorizar la fusión en 2007, alega Defensa de la Competencia, no fueron cumplidas por los beneficiarios. Nota de Mercedes García Bartelt en La Nación, publicada en edición impresa el  8 de setiembre de 2009.

El Gobierno congela activos y auditará a Cablevisión

Defensa de la Competencia hará la revisión; la firma apelará la resolución

La pelea es a todo o nada. A menos de una semana de conocerse la resolución del Comfer, que obliga a Cablevisión a desprenderse de la licencia de Multicanal, el Gobierno asestó otro golpe a la operadora de cable del Grupo Clarín.

Esta vez, la orden vino de parte de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), que ordenó una auditoría para verificar el cumplimiento de lo ordenado por el Comfer y las condiciones establecidas en la fusión, entre las cuales figuran no aplicar precios predatorios y el servicio gratuito en determinados establecimientos públicos. Además, congeló los activos de la empresa hasta el fin del proceso.

La resolución 106, fechada el pasado viernes 4, fue comunicada ayer a la empresa, que, a su vez, la elevó a la Bolsa por la tarde. Por la noche, emitió un comunicado en el que anticipó que apelará la resolución y defendió el cumplimiento de los compromisos asumidos con la fusión en 2007. En la resolución, la CNDC fija una auditoría para “verificar el efectivo cumplimiento de lo comprometido por las empresas, a efectos de obtener” la aprobación de la fusión, y “recabar la información necesaria a fin de articular y armonizar aquellos aspectos comprendidos por las medidas dispuestas por el Comfer”.

En el artículo 2°, dispone que las empresas no podrán durante la auditoría “remover o reemplazar activos físicos ni jurídicos utilizados para la prestación de los servicios analizados en el marco de la operación de concentración económica”. Además, designa auditores a miembros del organismo: María Eugenia Ferreiro Pella, Jorge Pereda, César Aníbal Pombo, José Alejandro Lucero y José Fernando Pereira.

Fuentes de la CNDC señalaron que la comisión “tiene la facultad de realizar auditorías”, aunque ésta es la primera que se hace sobre Cablevisión y en un momento en el que el enfrentamiento entre el Grupo Clarín y el Gobierno recrudece con el paso de las horas.

“Nuestra competencia ?dijeron las fuentes? es sobre los aspectos de la fusión, pero como el Estado es uno solo no podemos desconocer lo actuado por el Comfer. Por eso la resolución habla de articular las acciones y controlaremos lo acordado en la fusión y la orden de no modificar el capital y el servicio.”

Por otro lado, apuntaron que en el ámbito de la CNDC el incumplimiento de lo acordado en la operación de compra podría traer aparejadas multas y no podría afectar la fusión ya cerrada, aunque el Comfer sí apunta a modificar el capital del grupo, obligándolo a desprenderse de licencias y la infraestructura que las respalda. En la resolución 577, ordena la presentación con plan de entrega de licencias duplicadas por distrito y le impide cambiar su composición o la prestación del servicio.

Respuesta

Cablevisión respondió ayer que apelará la resolución de la CNDC y destacó que viene “informando en forma regular y transparente, con informes cada tres meses, la evolución del cumplimiento de los compromisos asumidos”. En un comunicado, precisó que los informes “nunca han recibido objeciones ni pedido de aclaraciones” y consideró que la CNDC “excede su competencia al recabar información sobre aspectos comprendidos en una resolución del Comfer”. Además, vinculó la disposición con “la persecución política” que afecta a la firma y al Grupo Clarín.

Por último, destacó: “La resolución ordena a las empresas en forma arbitraria la inmovilización de sus activos físicos y jurídicos, mientras dure el proceso y/o resolución de esta CNDC. Esto no sólo afecta los derechos de propiedad de la compañía, sino que la deja sujeta a los tiempos y a la discrecionalidad de la CNDC”.