Los usos diversos de Internet, su penetración en los consumos de los argentinos, y la importancia del teléfono móvil y de dispositivos de entretenimiento e información asociados al teléfono fueron los ejes de una encuesta realizada por Ipsos Argentina. Nota de Mercedes García Barrelt en La Nación.

Consumo y costumbres /
Informe sobre el uso de la tecnología

Chatear es el principal uso de Internet

Casi el 70% de los argentinos lo reconoce; los mensajes de texto son la herramienta más utilizada en celulares

Mercedes García Bartelt  – LA NACION – Lunes 13 de julio de 2009

Los argentinos usan Internet principalmente para chatear, y son los de menores ingresos los grandes seguidores de este servicio. Comprar online es también una alternativa seductora, pero aquí la delantera la llevan los hombres de mayor poder adquisitivo. En el ámbito de los teléfonos celulares, los SMS (mensajes de texto) aparecen como la herramienta más utilizada tanto por hombres y mujeres. Los que tienen ingresos más bajos son los principales seguidores de los servicios de horóscopos y consejos, que se posicionan como las grandes minas de oro para los proveedores de contenidos.

Estos datos surgen del Estudio General de Medios (EGM) realizado por Ipsos Argentina, que también contabiliza el uso de otros dispositivos tecnológicos en la población como notebooks, mp3, walkman, equipos de bluetooth y cámaras digitales.

De acuerdo con la radiografía del consumidor en Internet, el 69,7% de la población chatea; el porcentaje asciende al 71,1% en el caso de las mujeres, y trepa al 72% en los estratos más bajos.

Los juegos son más usados por los hombres y, nuevamente, la población de bajos recursos es la más fanática: el 19,8% de los usuarios juega online , principalmente, en los locutorios. El 40,5% de los internautas lee los diarios online y el 26,2% descarga música. En el caso de los hogares de bajos recursos, la cifra trepa al 27,6 por ciento.

En el otro extremo, lo que menos hacen los argentinos en Internet es hablar por teléfono, mirar televisión o escuchar radio (con porcentajes que varían del 0,2 al 7,2 por ciento).

El futuro en los celulares

Por otro lado, el 71,5% de la población tiene teléfono celular, pero más allá de su función principal y de los mensajes de texto, los argentinos aún no le dan uso intensivo al resto de las posibilidades que ofrecen estos dispositivos: video, mp3 o Internet.

Un servicio que se está abriendo paso es el de los horóscopos y consejos: el 14,6% de la población ya tiene acceso a estos servicios, y si se mira el dato con el cristal del estrato social se desprende que entre los usuarios de menores recursos el porcentaje asciende al 16,7%. Además, el uso que se les da es parejo entre los más ricos y los más pobres: casi el 5% de ambos grupos admite recibirlos. La clase media baja es la que menos los utiliza. El parque celular es relativamente moderno: el 22,6% tiene la tecnología para navegar en Internet, el 19,8% tiene mp3, el 21,6% tiene radio y el 36,7% tiene cámara de fotos.

El 41% tiene juegos, pero sólo el 18% los utiliza. La posibilidad de grabar video la tiene el 21,9% de los consumidores, pero sólo lo hace el 14,7 por ciento.

¿Hacia dónde deberían apuntar sus armas los proveedores de las tecnologías, en este contexto? “Los segmentos donde pueden seguir creciendo es entre la personas más chicas y las más grandes. Estas últimas muestran mayor penetración y afinidad hacia equipos y usos más básicos, sean del grupo social que sean, pero sobre todo en los más bajos. En general, muestran un uso más simple, acceden para algo puntual o usan el celular como teléfono nada más”, responde Pía Polizza, directora de Ipsos Media CT.

Entre los bienes tecnológicos de uso individual, los que tienen mayor penetración en la población son el mp3 y las cámaras digitales (más del 15%). Como es de esperar, los compradores de mayor poder adquisitivo son los más “equipados”. El 1,8% de los argentinos tiene una notebook; el 0,3%, una palm, y el 5,5%, consolas de juegos. También se mantiene el uso del walkman y el discman, algo que sorprende a los técnicos de la consultora.

Polizza analiza: “Año tras año se va viendo cómo los usos más complicados de alguna manera van subiendo en el rango de edades a medida que la población va creciendo. Los jóvenes ya tienen incorporados los conocimientos y diversos usos de los celulares, por ejemplo, y poco a poco va pasando a los tramos etarios siguientes”.

Solteros, divorciados o viudos

El informe revela algunas diferencias en el consumo de tecnología entre solteros, divorciados, matrimonios y amas de casa. Por caso, entre los hombres, los divorciados son los que menos consumen televisión y los casados los superan en compras de notebooks.

Las amas de casa tienen menos dispositivos tecnológicos que las mujeres que no lo son, y entre los viudos abundan las radios digitales. Estos últimos también se destacan por el mayor índice de tenencia de equipos telefónicos Blackberry.

Anuncios