A raíz de la crisis de financiamiento del negocio futbolístico en la Argentina, que desde hace décadas es manejado por el presidente de la AFA y vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, Néstor Kirchner ofreció la posibilidad de comprar los derechos de televisación de los partidos de primera división que Grondona entregó monopólicamente al Grupo Clarín hace más de 15 años. Este movimiento desató una campaña de los medios del Grupo Clarín que entrevistan a directivos de TyC como si fuesen ajenos al Grupo (sin mencionar el conflicto de intereses a sus oyentes/lectores/televidentes). Notas publicadas por Andrés Burgo en Crítica, Andres Eliceche en Perfil, y Diego Genoud y Alejandro Wall en Crítica. Esta última nota especialmente denuncia el conflicto de intereses que omite informar el Grupo Clarín. A su vez, en Diario sobre diarios se aclara el 11 de agosto cómo es la composición accionaria de Torneos y Competencias y de Televisión Satelital Codificada. Una vez concretada la ruptura entre AFA y el grupo Clarín, Juan Pablo Varsky publicó una nota en Canchallena en la que retrata la temperatura del ambiente futbolero apoyando la televisación gratuita del fútbol.

el ex presidente cenó con grondona y lo animó a que rescinda el contrato con torneos y competencias

Néstor sabe cómo darle de puntín al Grupo Clarín

El Gobierno quiere pagarle $ 500 millones por año a la AFA y quedarse con los derechos televisivos del fútbol. En el Comfer ya analizan si es posible deshacer el contrato entre AFA y TyC.

Andrés Burgo – 07.08.2009

Está crónica podría titularse “¿Qué te pasa, Torneos y Competencias, estás nervioso?”. La insólita pelea entre la AFA y TyC, un matrimonio que nació en 1991 y parecía perfecto, retumbó en la Casa Rosada. O, mejor dicho, en la Quinta de Olivos, donde el martes a la noche hubo una cena que sintetiza lo lejos que llegó el conflicto que mantiene paralizado el comienzo de los campeonatos. De un lado de la mesa, el ex presidente Néstor Kirchner. Del otro lado, el titular de la AFA, Julio Grondona, quien de entrada le aclaró al Pingüino que el fútbol necesita al Estado para que se legalice el PRODE Bancado, el sistema de apuestas online que les dejaría a los clubes cerca de 25 millones de dólares por año. Pero lo más picante fue cuando hablaron de Torneos y Competencias, la empresa que nunca ganó una licitación y, sin embargo, tiene los derechos televisivos del fútbol argentino hasta 2014. “Queremos que TyC nos pague el doble de plata”, le dijo Grondona a Kirchner, con una frase que hace suponer que el regreso de los torneos está lejísimos de acordarse: la AFA pretende 500 millones de pesos por año, pero TyC no quiere pasarse de los 268 millones que paga ahora. Y Kirchner, que casi sin darse cuenta encontró una excusa perfecta para reavivar su lucha contra el Grupo Clarín, no sólo apoyó a Don Julio en su pedido de más dinero, sino que lo alentó a deshacerse de Torneos y Competencias. “Rompé con el Grupo Clarín, olvidate de Torneos y yo te aseguro que Canal 7 te paga un contrato mucho más alto: te doy los 500 millones de pesos por año que vos querés”, le habría dicho Kirchner. A esa reunión entre Néstor y Grondona, se le habría sumado otro encuentro en las últimas horas entre el presidente de la AFA y la presidenta Cristina Fernández en Casa Rosada.

El Departamento de Asuntos Legales del Comfer, de hecho, ya comenzó a trabajar en el tema: Néstor mandó a estudiar la arquitectura legal que le permita al Estado quedarse con lo que hoy es de TyC. Eso no implica –todavía– que el Estado se hará cargo de los derechos televisivos, pero, por primera vez en dieciocho años, alrededor de Grondona se animan a juguetear con que la pata televisiva del Grupo Clarín no será eterna en el armado del fútbol argentino. “Rescindir el contrato de TyC es una posibilidad, pero ahora no se está pensando seriamente en eso, sino en encontrar una solución. Queremos que ellos se den cuenta de que la AFA tiene una posición muy firme: no pretendemos menos de 500 millones de pesos por año. Recuerden que la AFA necesita una empresa televisiva cualquiera, pero ellos sí necesitan a la AFA”, aseguró ayer a Crítica de la Argentina el presidente de un club, el mismo que el día anterior había dicho “el fútbol es un negocio extraordinario para Clarín y un mal negocio para los clubes”.

–Planteemos un escenario adverso y hagamos de cuenta que TyC se niega, como hasta ahora, a pagar ese aumento a los clubes. ¿Cómo sigue el tema? –preguntó este diario al dirigente.

–El fútbol no volverá y habrá una reunión del Comité Ejecutivo para que los abogados de los sesenta clubes determinen la revisión del contrato con TyC.

–¿El contrato con Torneos es rescindible?

–Por supuesto, todos los contratos lo son: hay lugares por donde se puede terminar el vínculo. Pero estamos hablando de una posibilidad lejana, a la que la AFA no quiere llegar. Nosotros queremos resolver la situación.

–Desde algunas empresas del Grupo Clarín ya empezaron a decir que no todos los dirigentes de los clubes están de acuerdo con esta posición de Grondona. 

–En la AFA vemos unanimidad, pero sabemos que el Grupo Clarín maneja casi todo: Fox Sports, Canal 13, TN, Olé, Clarín, TyC Sports y Radio Mitre, entre otros medios, y sus líderes empezarán a ejercer presión y a extorsionar. Pero esto es una patriada y hay que jugarla a fondo.

En Torneos, en tanto, sólo coinciden con la AFA en que la solución para que vuelva el fútbol es, al menos por ahora, lejana. Y explican que la culpa de la mala situación de los clubes no la tiene la televisión, sino las malas administraciones de los dirigentes. “¿Qué culpa tenemos de que gasten fortunas?”. Además, aseguran que lo que paga TyC –que le permitió tres auditorías a la AFA en los últimos años– está en la misma línea que el resto del mundo: “River tiene un presupuesto de fútbol de 50 millones de pesos por año, y la tele le da 25. Más que eso no se puede”.

Anoche seguían las llamadas. El diálogo AFA-TyC está caliente, y el fin de esta historia es tan impredecible como el fútbol.

Nueve detenidos por otra movilización frente a la AFA

La AFA no tiene paz: un grupo de manifestantes volvió a reunirse ayer en Viamonte al 1300 para pedir la renuncia del presidente Julio Humberto Grondona. A diferencia del martes, cuando desconocidos ya habían cantado y dejado pintadas en contra del dirigente que preside la AFA desde 1979, anoche hubo un menor número de hinchas. De todas maneras, se vivieron momentos de cierta tensión cuando la Policía detuvo a nueve personas y los trasladó a una comisaría por “una contravención”.

Las personas se acercaron al edificio de la calle Viamonte pasadas las 18 y entregaron panfletos a los transeúntes con la intención de repudiar y criticar la gestión de Grondona en la AFA. Entre los reclamos de los manifestantes, prevaleció el del contrato de AFA con Torneos y Competencias para la televisación de los partidos. Lo curioso es que justamente ahora Grondona se muestra como un líder de esa lucha contra los derechos que él mismo firmó.

El martes, la concentración había sido en un número mayor y se habían producido destrozos en los vidrios de la puerta del edificio, los que provocaron la presencia de la Guardia de Infantería. Con la de anoche, ya van al menos cinco protestas enfrente de la AFA en los últimos dos meses: hubo hinchas de Huracán que se quejaron por el mal arbitraje de Gabriel Brazenas en el partido ante Vélez, simpatizantes del Ascenso que se quejan porque no pueden ir a los partidos como visitantes y ahora estas dos marchas contra Grondona, por las que el presidente de la AFA acusó al ex titular de Racing Juan De Stéfano.

Ávila: “Nunca fui socio de Grondona”

El ex presidente de Torneos y Competencias, Carlos Ávila (ahora candidato a presidente de River), se definió ayer como el “único” que puede destrabar el actual conflicto que paraliza al fútbol argentino. “Nunca fui socio de Julio Grondona, sino que tuvimos una asociación a partir del año 91, con la AFA y no con Grondona. En ese momento, oportunamente, ello lo ayudó a Julio a consolidar su posición en la AFA debido a la nueva economía, que le daba esos derechos de televisión”, dijo Ávila a radio Brisas, de Mar del Plata. Al ser consultado sobre cómo haría para valorar los derechos de los clubes, el empresario expresó que “el fútbol está en una posición fantástica como para rehacer su economía. Pero para eso hay que saber y el único hombre que le puede dar una vuelta a esto soy yo, por el conocimiento que tengo de cómo se armó este negocio”. A su vez, el secretario general de Agremiados, Sergio Marchi, criticó a los dirigentes de los clubes: “Hay muchos equipos que están más preocupados en el próximo torneo que en levantar los ‘muertos’ que tienen desde hace tiempo”.

LA TV PRETENDE REUNIR A LOS PRESIDENTES

Lejos de Grondona, la táctica de TyC
es que los clubes vean que el negocio “no da”

A pesar de que ayer no hubo contactos con el titular de la AFA, la empresa quiere juntar a los principales dirigentes de Primera el martes a la mañana, antes de la convocatoria del Comité Ejecutivo para el mismo día. Mientras, Marcelo Bombau, presidente de TyC, fija la postura de la compañía: “Si deciden rescindir, deben saber que las consecuencias serán las peores”. Por el conflicto, Grondona suspendió su viaje a Rusia para ver a la Selección.

Por Andres Eliceche

La contraofensiva no podía esperar. Nadie podía pensar que ante el súbito romance AFA-Gobierno, la televisión se iba a quedar de brazos cruzados. Por eso, el viernes empezaron a cursar invitaciones formales a los presidentes de los veinte clubes de Primera, para que acudan a una reunión. ¿Lugar? Las oficinas de Televisión Satelital Codificada (TSC), dueña de los derechos televisivos del fútbol argentino. ¿Fecha y hora? El próximo martes, a las 11, apenas cinco horas antes de que los mismos presidentes se junten con Julio Grondona en Ezeiza, quizá para anunciar la rescisión del mentado contrato. ¿Motivo? TSC pretende recuperar la iniciativa en una pelea que se fue de las manos; hasta el martes a la noche –cuando Grondona se reunió con Néstor Kirchner–, nadie en la empresa pensaba que el conflicto podía dispararse tanto. La teoría más difundida puertas adentro de la compañía era que todo se trataba de una estrategia de Grondona para sacarle más dinero. Pero el llamado del viernes del propio Grondona a Marcelo Bombau, presidente de Torneos y Competencias (TyC) cambió el escenario: “Tengo alguien que me ofrece el doble que vos”, le había dicho, en referencia al Gobierno.

La movida que Torneos prepara para el martes tiene un argumento oficial: mostrarles a los dirigentes el contrato “para que vean que es la AFA quien se lleva la parte del león”, según define una fuente de la empresa. “Ellos dicen que lo desconocen, entonces queremos darles una copia y que vean los números”, le señala Bombau a PERFIL. Y agrega: “Pretendemos que hagan un análisis serio, racional y legal. Deben tener cuidado de dar un salto al vacío”.

—¿Van a volver a hablar con Grondona?

—En estas condiciones, no. Vino a ponernos una pistola en la cabeza; quería que de un día para el otro les aumentáramos de 268 a 500 millones de pesos anuales. Dijo “esto o nada”, no vino a negociar.

—¿Y si la AFA decide rescindir el contrato?

—Obviamente, nosotros desaconsejamos esa salida. No le conviene a ninguna de las partes. Pero si lo hacen, deben saber que las consecuencias serán las peores. Vamos a defender nuestros derechos legalmente.

Aquí Brandsen. En su campo, Julio Grondona pasó el sábado atento al teléfono. Sonó varias veces, pero nunca de parte de algún directivo de primera línea del Grupo Clarín. “El presidente está permeable a tener una reunión con ellos antes del martes, pero tiene que llamarlo alguien que esté a su altura”, insiste un allegado a Grondona. Lo cierto es que, ante la magnitud de los hechos, el dirigente suspendió su viaje a Rusia para ver el partido que la Selección jugará el miércoles. Para aventar rumores de que no todos los clubes están alineados con la estrategia grondoniana, la misma fuente esgrime las múltiples adhesiones escritas que ya se recibieron en la AFA. Y amplía: “Tampoco es verdad que los clubes no conocen el contrato con la televisión. Cada presidente lo tiene en su poder”.

A esta altura, el próximo escenario que imaginan en la calle Viamonte es el de una campaña de prensa. “Clarín debe tener lista alguna tapa en contra de Julio”, fantasea un directivo de un club grande. Como sea, todos los actores de esta película saben que el martes se rodará la escena culminante.

Pienso, luego asisto

“Nos convocaron, pero imagine usted que no va a ser para anunciarnos que nos van a pagar el doble”, evalúa el presidente de Argentinos Juniors, Luis Segura, en diálogo con PERFIL. Alude a la invitación que cursó ayer la empresa Televisión Satelital Codificada (TSC), que pretende organizar para el martes por la mañana una reunión con los presidentes de los clubes de Primera División. Ese mismo día, pero a las 18, se reunirá el Comité Ejecutivo de la AFA, en el predio de Ezeiza. “Es inoportuno –añade Segura– que se nos convoque para el martes. Si era para el miércoles, todavía. No creo que Argentinos Juniors concurra.”

“Vamos a ver qué dicen los otros clubes. Si de TSC nos llaman para una reunión informativa, quizás enviemos a un gerente”, señala el presidente de Vélez, Fernando Raffaini. “Si fuera sólo informativa, mandaríamos a un representante de menor jerarquía”, confió off the record un dirigente de Tigre. Desde River, una fuente apuntó que aún no había una decisión al respecto, aunque se trata del club de José María Aguilar, que asumió una posición conciliadora en la reunión del lunes con Alejandro Burzaco, CEO de TyC. Por último, Nicolás Russo, vicepresidente de Lanús, se excusó: “Todavía no nos invitaron”.

tras el acuerdo entre el ex presidente y grondona, canal 7 le concedería a telefe la producción televisiva de los partidos

El fútbol le importa tres pelotas a Néstor Kirchner

“Con esto, el monopolio de Clarín se empieza a desangrar”, aseguran los hombres K, quienes admiten que la señal estatal no tiene la infraestructura ideal para emitir los 10 partidos de la fecha.

Diego Genoud – 10.08.2009

La pelea por la transmisión televisiva de los partidos de fútbol de Primera División, B Nacional y Primera B recrudece. En la carrera por arrebatarle el negocio a Clarín antes del inicio del campeonato, el gobierno nacional evalúa ahora asociarse con Telefe para garantizar la prestación del servicio. El Poder Ejecutivo no sólo aspira a que el presidente de la AFA, Julio Grondona, rescinda el contrato con Televisión Satelital Codificada (TSC), la empresa en la que Clarín y Torneos y Competencias comparten el capital accionario. En la residencia de Olivos, reconocen que Canal 7 no puede afrontar el desafío de transmitir 10 partidos por fin de semana y apuestan a que el canal que pertenece a la compañía española Teléfonica se convierta, una vez más, en el aliado ideal.

La tesis pertenece a Néstor Kirchner, el principal interesado en que se concrete el cambio de manos. “La intención es que una vez que el Estado se quede con los derechos busque una asociación con Telefe”, anticipó a este diario un funcionario que responde al ex presidente.

Si el Gobierno cumple con su objetivo, pondría fin a una concesión que lleva 18 años (la alianza entre AFA y TyC nació en 1991) y abriría paso a un aluvión de demandas por rescindir un contrato que vence en 2014. Un miembro del gabinete que trabajó en el tema durante el fin de semana sinceró ante Crítica de la Argentina el debate que se da hoy en el seno del Poder Ejecutivo: “Tenemos que garantizar que en 15 días, cuando se reanude el campeonato, estemos en condiciones de ofrecer la misma calidad en las transmisiones que tiene TSC. Si no logramos eso, quedarse con la transmisión puede ser un búmeran para el Gobierno”.

Allí aparece la importancia del canal de las pelotas, de vínculo permanente y fluido con el oficialismo. El ministro de Planificación, Julio De Vido, y el vocero de Kirchner, Alfredo Scoccimarro, tienen línea directa con Francisco “Paco” Mármol, el director de contenidos periodísticos de Telefe. Mármol es un español que vive en Argentina desde que Telefónica se hizo cargo de la emisora, está a cargo de las relaciones institucionales del grupo y reporta a Luis Blasco Bosqued, el presidente ejecutivo de Telefónica Contenidos en Madrid. Una alta fuente del canal aclaró a este diario que Telefe no va a comprar los derechos pero “tiene la capacidad” de transmitir los partidos. “Ya lo hemos hecho y sin ningún problema”, afirmó.

La emisora que pelea el primer puesto del encendido con Canal 13 intentó en 2007 transmitir la final entre Estudiantes y Boca pero debió desistir por la presión de TSC. Ahora, ya compró los derechos del Mundial 2010.

Kirchner considera que la televisación de los partidos de Primera no sólo golpeará a sus enemigos sino que beneficiará a Canal 7. “El segundo va a costar 5 veces más. En dos años, podemos eliminar el déficit”, afirman en Olivos. En el entorno del consorte presidencial, aseguran que los abonados van a pagar la mitad y que los canales del interior del país ya hicieron llegar su adhesión al proyecto oficial porque “son prisioneros de TyC”.

Desde la AFA, ayer dijeron: “Hablar de la producción de los partidos es muy prematuro. Primero hay que destrabar el tema de los derechos televisivos, y después hablemos de la producción. Pero, sólo en ese sentido, todavía no habría que descartar a Torneos y Competencias”.

Lo cierto es que la batalla con Clarín y TyC revitalizó a Kirchner, que había perdido la iniciativa tras la derrota del 28 de junio. La crisis entre los clubes y la televisión le ofreció la posibilidad de avanzar con una idea que ya había quedado asentada en el proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales. Desde hace una semana, el negocio del futbol se convirtió en su prioridad y en la del equipo de asesores que comanda el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.

Durante el fin de semana, el ala dura del Gobierno avanzó en los detalles de la iniciativa y se deleitó con la ofensiva mediática que el titular de TyC, Marcelo Bombau, encabezó en TN, TyC Sports, Fox Sports y Clarín en contra del proyecto oficial.

Las forma jurídica del nuevo esquema aún está por verse. El Gobierno no descarta apelar a la Ley de Defensa de la Competencia, como hizo el gobierno de la Alianza cuando sancionó la ley 25.342 y obligó a emitir por televisión abierta todos los partidos de la Selección durante los mundiales. Allí se afirmaba: “Si frente a esta ley se esgrimiera la existencia de derechos adquiridos, la Comisión y/o Tribunal determinará si restringen, falsean o distorsionan la competencia o el acceso al mercado o constituyen abuso de una posición dominante en un mercado, de modo que pueda resultar perjuicio para el interés económico general”. Clarín no sólo integra TSC sino que tiene una posición dominante en el mercado de cableoperadores desde que, en su última semana como presidente, Kirchner le concedió la fusión de Multicanal y Cablevisión.

En su nueva cruzada, el diputado electo busca aliados para erosionar el poder de fuego del grupo. Ahora, que cree tener asegurado un acuerdo con el inoxidable mandamás de la AFA, busca hilvanar otra similar con Telefe. “Con eso, el monopolio se empieza a desangrar”, se ilusionan al lado del ex presidente.

OPINIÓN

Ahora dicen que no es Clarín
Alejandro Wall

Sería bueno aclarar desde qué lugar se habla o se escribe. El Grupo Clarín se reparte en mitades con Torneos y Competencias las acciones de las empresas Televisión Satelital Codificada (TSC) y Tele Red Imagen Sociedad Anónima (TRISA), dueñas de los derechos de transmisión de los partidos de fútbol, que ahora ven amenazada la posición monopólica que mantuvieron durante 18 años. Sin embargo, el diario Clarín, nave insignia del multimedio, omite este dato que sería muy útil para sus lectores.

Ocultar, como sabemos, es una forma de desinformar. En su edición de ayer, la de mayor tirada, el diario lleva a su tapa el título “Denuncian que Kirchner ahora se mete con el fútbol”. ¿Quién denuncia? Marcelo Bombau, presidente de TyC, la empresa que a su vez está asociada de Clarín, como el propio ejecutivo lo reconoció en Crítica de la Argentina. Carlos Ávila se lo dijo hace un tiempo a Página/12: “El que maneja el fútbol argentino es el Grupo Clarín”. Entonces, ¿Kirchner se mete con el fútbol o se mete con Clarín?

En la entrevista a Bombau, el diario de Ernestina Herrera de Noble esquiva, prolijamente, mencionarse a sí mismo. “El vínculo AFA-TyC”, se lee. ¿No sería el vínculo AFA-TyC-Clarín? Miles de lectores no se enteraron de que el medio que tenían frente a sus ojos estaba defendiendo un negocio: su negocio.

Tampoco dice nada Clarín en la nota que acompaña a la entrevista, donde tres dirigentes de la oposición muestran su indignación con toda la efusividad posible. El mismo método utilizado para la propuesta de reforma a la Ley de Radiodifusión, por la que el diario denunció un avance contra la libertad de prensa. En pos de esa libertad, como corresponde, se acallaron las voces a favor del proyecto.

Al menos, Clarín podría defender sus intereses advirtiéndoles a los lectores su lugar en este mundo del fútbol. Suena ingenuo, pero sería un ejercicio de honestidad periodística. No lo harán, pero hay que decirlo: para que no piensen que pueden tomarnos por tontos tan fácilmente.

De quién es TSC, y la composición de TyC y TyC Sports

El pasado martes, a propósito de ciertas confusiones publicadas en algunos matutinos sobre las composiciones accionarias de las empresas que comercializan y televisan el fútbol de primera división en el país, DsD publicó en este espacio algunos datos al respecto.
Visto que algunas informaciones –no todas- fueron incorrectas, se hace la siguiente aclaración. Consultada una fuente de la empresa Televisión Satelital Codificada (TSC), vale la pena volver a precisar esos datos.
TSC, la comercializadora según el contrato ahora rescindido por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), está integrada en un 50% por el Grupo Clarín y el otro 50% por la empresa Torneos y Competencias (TyC).
A su vez, TyC está conformada en un 50,1% por Luis Nofal y Fred Vierra (éste último como representante de un fondo de inversión de Liberty Global). Otro 16,7% está en manos de la firma DLJ Merchank Banking (otro fondo de origen norteamericano supuestamente ligado al texano Hicks). El 33,2 % restante lo tiene Direct TV Latin American (Murdoch). Es decir que, según la fuente, el Grupo Clarín no participa de la empresa Torneos y Competencias (TyC), fundada en su momento por Carlos Ávila y Luis Nofal.
Finalmente, no hay que confundir a la empresa TyC con la señal TyC Sports. A TyC Sports la controla TeleRed Imagen SA (TRISA), que pertenece el 50% a TyC y el otro 50% al Grupo Clarín.

Opinión

El privilegio y la distorsión de pertenecer

Por Juan Pablo Varsky – Especial para canchallena.com – 12 de Agosto de 2009

“Cayó el Muro de Berlín sobre las transmisiones del fútbol”, dijo la diputada Delia Bisutti, siempre crítica a la gestión de Julio Grondona y al contrato que acaba de morir. Tras la firma con la AFA en 1991, el eje Torneos – Clarín fue creciendo exponencialmente. Cada uno en su dimensión y en sus objetivos. Los canales de cable, los contenidos deportivos y los nuevos espacios. Con derechos y producción garantizados. Fueron más de 15 años de discurso dominante. En 1994, se creó TyC Sports. Estaba la radio La Red. En 1996, Olé. En 1997, Fox Sports con programación local. Todos medios ramificados de aquel acuerdo, tentáculos del pulpo. La exclusividad de las producciones deportivas en todos los canales abiertos. América, Canal 7, Canal 9, Telefé, Canal 13. La señal PSN, en su corto ciclo de gloria. Se generó tal dependencia laboral que si no trabajabas ahí, no existías. Se redujeron las oportunidades, se callaron otras voces…. Sólo dos decidieron no pasar por aquella puerta: Víctor Hugo y el Ruso Verea. Todos los demás hemos sido testigos: estuvimos o estamos ahí. Hasta Cherquis Bialo, el vocero de la AFA que anoche anunció la histórica rescisión, trabajó en Tribuna Caliente y en PSN. Torneos y Competencias cambió de dueños y de gerentes. Ya no es una idea de Carlos Ávila pero la T siempre está ahí, antes de cada programa. Y eso seguramente cansó, hartó. Aunque algunas cosas y algunas personas fueran diferentes, la sensación era figurita repetida: otra vez, siempre lo mismo.

El mensaje de Martín, un oyente de No somos nadie, me hizo pensar: TyC (o Clarín o TyC Sports, quien fuera) ha hecho las cosas lo suficientemente mal durante 15 años, como para que todo el mundo los critique. No los quieren los hinchas, no los quieren los clubes, no los quieren los dirigentes. Solamente los jugadores están dentro de su negocio. Han deformado el periodismo deportivo, han tomado de rehenes a los goles, han hecho todo mal, ok…A bancársela…

Cuando uno está en ese lugar, todo le parece normal, casi natural. La restricción de los goles, los codificados, la radio por televisión. Es muy difícil registrar el afuera. Pertenecer tiene ese privilegio y esa distorsión.

Afuera muchos hinchas acumulaban bronca. Mucha bronca. A veces injusta. Creo que los agravios personales y arteros hablan mucho más de quien los dice que de quien los recibe. Otro día voy a escribir sobre la peligrosa intolerancia, la tendencia al insulto fácil y descalificador, de la impunidad para difamar, de la falta de respeto y educación; de los mensajes con mayúsculas pero sin fundamentación. De ese comportamiento del estilo “yo pago mi entrada y tengo el derecho de insultar y hacer lo que quiera”. Pero hoy no es el día. Hoy voy a ser torero y no toro. Vuelvo a esa bronca. Legítima. Esa bronca expresa el hartazgo de ese discurso que fijó pautas de comunicación y reglas de juego durante 15 años. Hoy, esos hinchas, que son muchos, estallan de alegría. Y no les importa que la persona que haya tomado la decisión sea la misma que puso la piedra fundamental del monopolio. Hoy Grondona no es El Padrino. Es Robin Hood.

Es tal la euforia que es imposible la reflexión. Es tal el éxtasis que no importa que recordemos todos los pecados del presidente de la AFA, su perverso sistema de recaudación, acumulación, reparto y dependencia. Su manejo despótico, la sumisión de los clubes. Hoy intentar cuestionar a Grondona se parece mucho a oponerse a la declaración de la guerra de Malvinas el 2 de abril del 82 o criticar al default anunciado por Adolfo el efímero en diciembre de 2001.

“Hoy no, JPV. Hoy les sacó el fútbol a ustedes, a comerla. Hoy no queremos entender nada. Hoy queremos festejar. Sabés lo que era para mí no tener guita para el codificado y tener que irme a un bar…Sabés lo que era tener que esperar al domingo a la noche para ver a mi equipo que había jugado el viernes. Sabés lo que era bancarme que dieran tres minutos de mi equipo. ¡Nada más que tres minutos…! No me vengas con la calidad de imagen, con el fílmico, con las transmisiones ejemplares. No me hablés del laburo de los directores, de los productores, del equipo técnico…No, hoy no. Quizás mañana venga otro monopolio. O no me guste nada la producción de los partidos. Pero hoy no me interesa nada de eso. No sé si será Canal 7, Encuentro, Telefé o Cartoon Network. No me importa. Hoy no quiero saber si realmente el Estado lo televisará por diez años o si se trata de un puente para pasarlo a otras manos privadas de viejos conocidos del medio y nuevos amigos del poder. Hoy, no. Hoy quiero ver sus caras por TV, escucharlos por radio, leerlos en el diario. Quiero divertirme con sus broncas, con sus llantos, con sus operaciones. No me vengas con que TyC Sports y TyC son cosas distintas. Son la misma basura. Se hubieran acordado antes. No me expliques el negocio del cable ni el del fútbol. No me expliques nada. Todos los que trabajan ahí son iguales. No diferencies entre el tipo que gana una fortuna y el asistente que recién arranca. Ahora jódanse”

Así de radical, está el ambiente. En ese sentido, esto sí es una revolución.

Hoy no tiene sentido hablar de los asuntos pendientes: la administración de los clubes, el manejo racional del dinero, la idoneidad de los dirigentes, la seguridad en los estadios, los mismos estadios, la batalla cultural para aceptar la derrota como episodio posible, la intolerancia a los malos resultados, los barra bravas como factor de poder, el pánico que le tienen a Grondona, sus manejos en el Colegio de Árbitros y en el Tribunal de Disciplina, la falta de control sobre el manejo de los clubes, las deudas, los déficits, la reestructuración de los campeonatos, calendarios y categorías…No, hoy no. Hoy, Don Julio es rubio y de ojos celestes. Recién mañana o pasado, volverá a ser Grondona.

La euforia es una sensación tan corta como intensa. Interrumpir el momento eufórico de una persona es prácticamente imposible. Acaso ese haya sido el gran error de estos días. No es momento para contextualizar, para argumentar, para explicar, para ayudar a entender lo que está pasando. No. Hoy no importa nada de eso. Hoy, muchos hinchas, cansados de ese mensaje único, quieren festejar. Entre los piedrazos -justos o injustos, hoy no importa-, hoy hay que hacerse cargo de este “Muro de Berlín” que acaba de caer.