El diario Crítica amplía la escasa información pública disponible sobre la causa iniciada contra la viuda del fundador de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, por apropiación de menores hijos de desaparecidos en la dictadura militar. La causa, iniciada por Abuelas de Plaza de Mayo, registra demoras que conspiran contra la reconstrucción de la historia.

El país

CAUSA CONTRA LA DUEÑA DE CLARIN POR APROPIAR MENORES

“Esperan que Ernestina de Noble se muera y no haya culpables”. Piden cruzar los ADN de Felipe y Marcela Noble con los de varias familias que buscan desaparecidos.

05.04.2009

La causa que investiga si los jóvenes que fueron adoptados ilegalmente por Ernestina Herrera de Noble en 1976 fueron robados a padres desaparecidos, se encuentra en plena definición.

La Corte Suprema ordenó el año pasado que los análisis de ADN se realicen en el Cuerpo Médico Forense y sólo se crucen con las muestras de las familias querellantes. No obstante, los presuntos abuelos de Felipe y Marcela solicitan que las secuencias de ADN se comparen con todos los registros del banco de datos y en especial con los que corresponden a mujeres con hijos secuestrados entre los años 1975 y 1976.

La querella en la causa Noble está encabezada por las Abuelas de Plaza de Mayo y por las familias Lanuscou-Miranda y García-Gualdero, abuelos maternos y paternos respectivamente que sospechan que Marcela y Felipe pueden ser los nietos que buscan hace tres décadas.

De acuerdo con el periodista y abogado de la familia Lanoscou, Pablo Llonto, “después de estar estancada siete años, ahora la Justicia ordena que los análisis se hagan de modo contrario a lo que marca la ley, que dice que se tienen que cruzar los análisis de ADN de los hijos apropiados con todos los de los grupos familiares que tengan desaparecidos”, dijo Llonto a Críticadigital.

En ese sentido, el abogado denunció una manipulación judicial a favor de la directora del diario Clarín, en la causa que está en manos del juez federal Nº 2 de San Isidro, Conrado Bergesio: “Esa maniobra es con el objetivo de que Ernestina se muera y no haya culpables, porque tiene 84 años y ella sola es la apropiadora, es decir que los adoptó ilegalmente, eso está demostrado en la causa y por eso fue detenida”.

“Para saber si la apropiación es o no un delito de lesa humanidad, enmarcado en el terrorismo de Estado practicado durante la dictadura militar, hay que ver si son casos vinculados a desaparecidos. Si no lo son, el delito prescribe”, añadió el letrado.

“Pero si se demuestra que fue una acción vinculada a terrorismo de Estado, Herrera de Noble va presa. Si están seguros que no son hijos de desaparecidos, que se haga el análisis con todos los ADN que están en el Banco de Datos”, continuó Llonto.

Por este motivo, la familia Lanoscou envió una carta documento a la coordinadora técnica del Banco Nacional de Datos Genéticos, María Belén Rodríguez Cardozo, para que se niegue a entregar los datos.

Según el periodista, “esto atenta contra la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo porque si se convalida el hecho de que los imputados, como Ernestina, determinan con quién se hace el análisis, va a marcar un retroceso de años en la lucha” de los casos de los bebes secuestrados. “Si se repite, agrega el abogado, cada victimario va a decir ‘yo quiero que mi sangre se cruce con tal y tal’, este privilegio tiene Noble y fue consolidado por la Corte Suprema de Justicia”.

Además, las Abuelas hicieron un pedido al juez Bergesio en marzo del 2008, quien aún no respondió. Le requirieron un análisis a 20 grupos familiares que buscan a sus nietos cuyas madres pudieron haber dado a luz en una fecha cercana a la que nacieron Felipe y Marcela, en marzo de 1976.

Otro elemento de argumento de la querella es que la defensa de los Noble está pidiendo que se destruya el resultado de los análisis de Marcela y Felipe. De este modo, si se presentaran otras familias “hay que realizar todo de nuevo y se convertiría en un juicio eterno”, señala la querella.

Hay una gran preocupación por parte de los familiares “porque se está a punto de consumar una terrible barbaridad jurídica al hacerse un análisis sin pasar por la totalidad del banco genético, que es lo que establece la ley, que se hace en todos los casos salvo para gente rica, y con poder” dijo el periodista defensor de Lanouscou.

LOS TESTIGOS DE RELLENO. El lunes de esta semana declaró Jorge Asís. Según Alan Iud, representante legal de las Abuelas, el escritor no aportó datos relevantes a la causa. El abogado indicó a este medio que al llamar a testigos desvinculados con las apropiaciones, se logra un sobreseimiento que favorece a Ernestina: “Se llamarán a 80 personas para que no digan nada”, dijo Iud al respecto.

Parte de la querella pidió que el juez Bergesio se inhiba, y le pase el expediente al Juez Federal de San Martín, Jean Manuel Yalj, que investiga todos los casos de terrorismo de Estado en zona Norte del Gran Buenos Aires y donde la familia Lanouscou es querellante en la causa 4012, por la desaparición de Matilde Lanouscou, la posible madre de Marcela.

Anuncios