El sitio Diario sobre diarios amplía la información sobre el vínculo societario existente entre los grupos Techint y Clarín por un lado, y sobre la relación económica entre Techint y La Nación por el otro, señalando que los dos principales matutinos omitieron toda referencia a sus propios lazos con el grupo industrial multinacional en la amplia cobertura que Clarín y La Nación han hecho de la nacionalización de algunas de sus compañías controladas en Venezuela.

La relación entre Clarín, La Nación y el Grupo Techint

En medio de la polémica desatada luego de que Hugo Chávez estatizara tres firmas siderúrgicas en las que participaba el Grupo Techint, los diarios Clarín y La Nación editaron la información en sintonía con la mirada de la empresa sobre el conflicto. Sin embargo, ninguno de los dos matutinos les cedió a sus lectores datos de contexto sobre la relación entre ambas empresas periodísticas y el grupo que comanda Paolo Rocca. Como ya señaló DsD esta semana, Clarín y Techint son socios en la firma Impripost Tecnologías S.A. (con el 50% cada uno), que se dedica a “soluciones para el manejo de documentos e información”.

Por el lado de La Nación, la revista Apertura en mayo de 2004 presentó una entrevista al presidente del diario, Julio Saguier. En la nota, la revista afirmó que Paolo Rocca fue uno de los “angels” (benefactores) que ayudaron a La Nación a reestructurar su deuda, con un “pago cash” efectuado a título personal. Aquella nota, firmada por el periodista Gustavo Sencio llevó cómo título “La Nación después del default” y señaló que Rocca, Carlos Miguens (Grupo Bemberg) y Stephan Schmidheiny (un millonario suizo filántropo) fueron los apoyos fundamentales para la reestructuración de la deuda del diario. Al menos hasta ayer, ninguno de los dos diarios les informaron a sus lectores sobre el entramado de relaciones que las empresas mantienen con el Grupo Techint. ¿Lo harán?