La tramitación de un proyecto para incrementar el gravamen de productos importados de computación que favorece el ensamble de los mismos en Tierra del Fuego (libres de impuestos) es objeto de una polémica que ejemplifica las tensiones por la política industrial en materia de tecnologías de la información. Nota de Sebastián Premici en Página 12.

Fueguinos enchufados

Por Sebastián Premici

Los diputados del oficialismo de la Comisión de Presupuesto firmaron en mayoría el dictamen sobre el proyecto de ley que pretende aumentar los Impuestos Internos a una serie de productos electrónicos importados, como así también un aumento del IVA del 10,5 al 21 por ciento. Los legisladores K argumentaron que los productos que se empezarán a gravar son los mismos que se fabrican (o se empezarán a producir) en Tierra del Fuego. Por eso, la iniciativa fue acompañada por los diputados fueguinos del bloque del SI. La oposición recurrió a los argumentos esgrimidos por las diferentes entidades que nuclean a las empresas que importan tecnología para rechazar el proyecto del Ejecutivo. La Cámara de Diputados trataría esta iniciativa en la sesión del próximo miércoles.

La fueguina Rosana Bertone (FpV) fue la encargada de iniciar la defensa del proyecto enviado por el Ejecutivo. “Este es un pedido histórico de Tierra del Fuego, donde queremos contar con un régimen similar a Manaos. De esta manera, mantendremos nuestros puestos de trabajo”, aseveró Bertone. La provincia fueguina se benefició con el decreto 252/09, publicado en el Boletín Oficial el pasado 13 de abril, que bajó los impuestos internos al 7 por ciento para los productos fabricados en la provincia, que son los mismos que se empezarán a gravar al 17 por ciento a partir del proyecto del Ejecutivo.

Las cámaras del sector importador como Cicomra (representante de empresas de informática y comunicaciones), Camoca (máquinas de oficina) y AmChan (defiende los intereses de las compañías norteamericanas) salieron al cruce del proyecto para decir que habrá un aumento generalizado del 30 por ciento en equipos de informática.

El secretario de Industria de Tierra del Fuego, Fabio Delamata, defendió ante Página/12 el proyecto oficial y desmintió los argumentos en contra. “Esta iniciativa es para potenciar en el país la fabricación local de computadoras personales, algo que todavía no hacemos en Tierra del Fuego. En la provincia se fabrica para Motorola, Philips, Samsung. Ahora queremos acordar con las grandes fabricantes de note- books –HP, Dell, Sony– para producir con ellos”, aseveró a este diario Delamata.

Para Alejandro Mayoral, titular de la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas, de aprobarse la normativa, “la provincia podría cubrir todo el mercado interno”, es decir unas 750.000 notebooks por año. Además, la provincia apuesta a utilizar la tecnología de otras empresas nacionales, que no están en la isla, como Novatech, especializada en la fabricación de memorias.

El proyecto de ley subirá la alícuota de los Impuestos Internos de cero al 17 por ciento a la importación de aires acondicionados, note-books, celulares, monitores y televisores LCD. Y sólo aumentará el IVA al 21 por ciento a las computadoras portátiles y los LCD. Los monitores y los celulares no tendrán aumento de IVA porque ya estaban en el 21 por ciento. Mientras que la PC de escritorio no tendrá modificaciones. Es decir, no todo subirá un 30 por ciento, como aseguraron la oposición y las cámaras empresarias. Además habría que contemplar aquellos productos que llegan desde el Mercosur, ya que por algunos tratados son considerados argentinos y pagan menos impuestos.

El texto de los fundamentos del proyecto del Ejecutivo señala que se aumentarán los Impuestos Internos a los “productos suntuarios” como monitores, aires acondicionados, notebooks. “Es una mala fundamentación. El proyecto es bueno y nos favorece, pero tiene mala fundamentación”, señaló a Página/12 un diputado –opositor– que apoyó la iniciativa. Este proyecto de ley –señalaron algunos oficialistas– debería considerarse como un paso más hacia la sustitución de importaciones y el desarrollo de la industria tecnológica local, que debería extenderse hacia otras provincias

Anuncios