En Diario sobre diarios se presenta un resumen de las reacciones en los distintos diarios suscitadas a raíz del diálogo destituyente que en televisión por cable sostuvieron el periodista Mariano Grondona y el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, que convocaron a un golpe institucional contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Clarín, Página y Grondona; silencio de La Nación

La semana pasada, la presidenta Cristina Kirchner se refirió en términos críticos a una conversación en donde el periodista Mariano Grondona y el ruralista Hugo Biolcati fantasearon con la caída del actual gobierno y con la posibilidad de que Julio Cobos quede al frente del Ejecutivo. Los diarios Clarín y Página/12 se refirieron ayer al hecho, mientras que tanto La Nación como el propio Grondona evitaron pronunciarse en las páginas de ese matutino. En Clarín, el editor general del diario, Ricardo Kirschbaum, criticó al conductor de Hora Clave y al presidente de la Sociedad Rural, aunque sin mencionar a los protagonistas por sus nombres: habló de “un diálogo abiertamente opositor entre el jefe de la Sociedad Rural y un periodista”, y agregó que fue un “exabrupto de quienes esgrimen argumentos ‘republicanos’ para atacar al Gobierno”. La nota también incluyó duros cuestionamientos al oficialismo. En Página, en tanto, Mario Wainfeld planteó: “Se ha debatido sobre el clima destituyente, se lo ha negado con obstinación. La confesión de parte, grabada por añadidura, no destruye esa capacidad negatoria expandida. Varios periodistas explican que Biolcati y Grondona son personajes marginales. No hay tal. Uno de los contertulios sarcásticos integra el conjunto de corporaciones hegemónico en el espacio público desde 2008. El otro es editorialista de un importante diario: ambos pronosticaron, impulsaron y luego reivindicaron todas las dictaduras de los últimos 54 años, por decir los menos”. En La Nación, Joaquín Morales Solá le dio ayer consejos a Cobos en línea con lo manifestado por Grondona y Biolcati: “Cobos quiere ser presidente elegido de la Argentina y no le convendría, por lo tanto, hacerse cargo interinamente de un Poder Ejecutivo vacante”.