En Diario sobre diarios se reflexiona acerca de una nota publicada en Clarín por Marcelo Helfgot, en la que informa el malesar de diputados oficialistas por la cobertura de los medios (y su tendencia) en el conflicto agrario.

Una reflexión del “triunfo rural” en los medios de prensa

Clarín publicó ayer una muy interesante nota titulada “En el bloque kirchnerista sienten que están perdiendo la batalla por la opinión pública” firmada por Marcelo Helfgot. Allí señaló que “el tema estaba fuera de agenda. Pero lo cierto es que la ‘estrategia comunicacional’ se ubicó en el podio de conceptos más repetidos el martes a la noche en el agitado debate de los diputados kirchneristas”. Consignó que una diputada oficialista se lamentó por que los ruralistas “Nos ganaron la calle y nos ganaron los medios”. Agregó que “las exposiciones (de los diputados) combinaron acusaciones a los medios por sus coberturas supuestamente favorables al campo con autocríticas por ‘las fallas del Gobierno’ en la estrategia comunicacional”.

En otro párrafo aseguró que “entre las sugerencias que se tiraron sobre la mesa, la de Nora César sonó como la más audaz. Las fuentes le atribuyeron haber propuesto que se apure la sanción de una nueva ley de radiodifusión, tras reconocer que la batalla del Gobierno frente a la opinión pública ‘en estas condiciones está perdida’”.

En el supuesto que los ruralistas efectivamente hayan “ganado los medios” como le dijeron a Helfgot se impone una reflexión. En esa batalla legítima por la disputa entre el Gobierno y las entidades rurales por la imposición de la agenda mediática, ¿los diarios fueron meros observadores que sólo dieron paso a las distintas posiciones? ¿O, por el contrario, fueron funcionales a alguna de las partes editando la información de manera sesgada, privilegiando una fuente o un actor sobre otro?