Tras incautar los medios operados por un grupo que llevó un banco al quebranto, el gobierno ecuatoriano de Rafael Correa anunció los resultados de la revisión del estado de la gestión privada de frecuencias de radio y televisión, muchas de las cuales operaban en condiciones irregulares. Notas de Clarín y Página 12.

Clarin – AFIRMAN QUE HAN VIOLADO LA LEY DE CONCESION

Ecuador anulará la señal de más radios y canales

Será revisada una cuarta parte del total de 1.200 frecuencias concedidas.

Por: Quito. DPA, AP y Clarín

El gobierno ecuatoriano inició un proceso para revertir al estado una cuarta parte de las 1.200 frecuencias concedidas debido a irregularidades en su concesión y funcionamiento por parte de radioemisoras y estaciones de televisión, se anunció ayer oficialmente.

El anuncio se conoció un día después de las incautaciones de tres canales de televisión y una radio, y más de 190 empresas anunciadas por el gobierno, por problemas financieros de ex banqueros prófugos de la justicia. Pero el Consejo Nacional de Radio y Televisión, Conartel, había anunciado el año pasado que revisaría las concesiones para posibles reversiones.

El presidente del Conartel, Jorge Yunda, confirmó ayer en rueda de prensa que “se inició el proceso de reversión hasta el momento de 229 frecuencias … de radio, televisión y operadores de televisión por cable”. Señaló que esas frecuencias corresponden a estaciones ubicadas en todo el territorio nacional y son de señal abierta, VHF, UHF, AM, FM, onda corta y televisión por cable, pero no dio nombres ni detalles. Explicó que en base a un informe de Contraloría se determinó una serie de irregularidades como contratos no firmados a tiempo, concesiones otorgadas sin informes favorables, falta de pago de las concesiones por más de seis meses, entre otras. No precisó cuánto tiempo insumirá el proceso pero dijo que las radios afectadas podrán presentar argumentos para desvirtuar las acusaciones que pesan en su contra.

Entre las radios figura la popular radioemisora Sucre de Guayaquil, cuya clausura se ordenó hace dos días. Yunda dijo al respecto que el estado decidió no renovar su frecuencia porque violó la ley. Radio Sucre no está operando en las frecuencias que le asignó el estado, sino que está en otras frecuencias violando absolutamente el contrato de concesión , explicó. Anticipó que las frecuencias de otras 13 radios, todas de modesto tamaño y audiencia y la mayoría en pequeñas localidades, tampoco serán renovadas por incumplir con sus contratos.

El martes el gobierno anunció la incautación de casi 200 empresas de un holding quebrado y con acciones de fraude. La operación incluyó dos canales de TV y una radioemisora.

Página 12 – EL MUNDO › CORREA COBRA UNA DEUDA MILLONARIA

Incautan tres canales

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, nombró ayer ministra de Finanzas a Wilma Salgado, tras la renuncia de Fausto Ortiz, que discrepó con la decisión oficial de incautar de 195 empresas del grupo Isaías para saldar una deuda de 661,5 millones de dólares del quebrado Filanbanco. La medida, que incluye tres canales de televisión, fue considerada “histórica” por sectores afines al gobierno, porque el remate de los bienes de esas empresas permitirá restituir parte de la pérdidas sufridas por depositantes del Filanbanco en 1998.

Al mismo tiempo, fue calificada como un “avasallamiento” de la libertad de expresión por sectores que rechazan la apropiación de los medios de comunicación del grupo, que incluye a las televisoras TC Televisión, Gamavisión y Cablevisión, además de radios, diarios y revistas. Correa confirmó, durante la asunción de la nueva ministra, en la sede del gobierno, que espera “lo más rápido posible subastar, licitar los bienes y resarcir a los ecuatorianos”.

El mandatario enfatizó que la medida está “apegada a la ley” y que no se trata de “un atentado a la libertad de expresión”. Por su parte, el gerente general de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), Carlos Bravo, sostuvo que la resolución del gobierno “es fundamental para la historia del país”, a pesar de que reconoció que será “difícil” que el Estado logre recuperar el “hueco patrimonial” generado por el llamado caso Filanbanco.

La AGD es una entidad presidida por el ministro de Finanzas y está encargada de recuperar el dinero que el Estado destinó para sanear una veintena de bancos intervenidos tras la crisis financiera que se desató entre 1998 y 1999, considerada la peor de la historia ecuatoriana.

El funcionario precisó que la incautación alcanza a todas las empresas relacionadas con el grupo, “un total de 195, entre ellas empresas agrícolas, de comercio, de seguros, de construcción, medios de comunicación, yates, aviones y otro tipo de bienes inmuebles”.