Nota de Ornela Carboni y Mariela Poggi sobre la cuarta charla del ciclo “Los medios en Argentina: ¿qué hay de nuevo, viejo?, coorganizado por el Proyecto de Investigación UNQ “El espacio público limitado” y por El Astillero libros. En la misma participaron Miguel Wiñazki (Clarín y Director Periodístico de la Maestría en Periodismo de Clarín-U. San Andrés) y Gastón Roitberg (La Nación.com), que expusieron bajo la temática “Periodismo e Internet: blog o no blog”.

Nuevos soportes, nuevos medios – Parte IV

La era de los blogs

El 4 de junio se realizó la última charla del ciclo “Los medios en Argentina: ¿qué hay de nuevo, viejo?, coorganizado por el Proyecto de Investigación UNQ “El espacio público limitado” y por El Astillero libros. En la misma participaron Miguel Wiñazki (Clarín y Director Periodístico de la Maestría en Periodismo de Clarín-U. San Andrés) y Gastón Roitberg(La Nación.com), que expusieron bajo la temática “Periodismo e Internet: blog o no blog”.

Miguel Wiñazki inició su exposición marcando la diferencia entre la lectura on-line y la lectura en papel. Al contrario del sentido común, según datos estadísticos, los lectores on-line son más consecuentes, el 63% de quienes comienzan a leer un artículo lo finalizan, mientras que en la  edición impresa solo el 40% termina de leer la misma nota.

Cuando uno lee en la pantalla se establece una relación diferente con la luz, se da una modificación en el sistema psicoperceptivo. Esto se puede observar por medio de un dispositivo llamadoeye trackinq, que mide el patrón de ritmo visual, brindando información científica sobre las modalidades de lectura  y como el lector decodifica de manera distinta  frente al monitor. A partir de esta breve introducción a la lectura on-line, Wiñazki habló de cómo los blogs convocan a la interactividad  permanente.

El lector se siente atraído por la  posibilidad de la respuesta instantánea e inmediata, independientemente del modo en el cual el destinatario decida realizar esa contestación, hay quienes opinan brindando argumentos que sostienen su interpelación, pero hay otros que utilizan el blog para insultar, una manera de descargar algún tipo de ira contenida.

Para resumir, a la necesidad de opinar e interactuar se le  contrapone una agresión no fundada. Por momentos los blogs producen la desarticulación del sentido de realidad. Wiñazki explicé sobre la existencia del clic track, un recurso que permite observar dónde los usuarios hacen “más clic”; esta posibilidad de real time, permite realizar cambios instantáneos en los contenidos de los blogs de acuerdo a las demandas de los lectores.

Pero más allá del soporte, generalmente “un medio se somete a lo que denominan la noticia deseada”, es decir, que en ciertos momentos los medios acompañan el deseo generalizado del grupo social de recibir determinadas noticias.

Un poco de Historia ¿cuándo surgen y qué son los blogs?

Si bien los blog comenzaron a funcionar con mayor intensidad a finales de los años 90, se puede considerar que fue en la última etapa de 2005 cuando el fenómeno se hizo de uso masivo, generando un nuevo “canal de comunicación”.

Los blogs son una publicación online, con variados contenidos que abarcan desde blogs de viajes, publicaciones académicas e incluso llegan a ser parte de periódicos on- line, como es el caso del reconocido New York Times.

Como lo último que se publica es lo primero que aparece en la pantalla, de este modo la fecha de la publicación rige sobre la importancia de la información. Habitualmente disponen de una lista de enlaces a otros weblogs, y cuentan con un sistema de comentarios que permite a los bloggers establecer una conversación con el autor y entre aquellos que postean.

Gastón Roitberg explica que en sus inicios los blog surgieron como alternativa de los medios masivos de comunicación, un espacio propio para todas aquellas personas que tenían algo para decir sobre un tema de interés general o particular y que no encontraban en los medios tradicionales un lugar para expresarse.

Con el  tiempo y con la masificación de los blogs, los grandes medios empezaron a cooptar a estos nuevos espacios de comunicación.  Roitberg mencionó el caso de los periodistas blogger (p-blogger), existe la idea de autogestionar un medio, pero también está la posibilidad fehaciente de enfrentarse cotidianamente a lectores que saben más que uno del tema sobre el cual se está hablando.

La interacción on-line, al tener una audiencia inmediata favorece el intercambio de saberes. Para los periodistas el blog implica un espacio para la voz propia, desligada del medio de referencia, todo contenido puede ser publicado, comentarios de lectores sin pre-moderación y enfocar el trabajo (la nota) para el público, y no para el medio o la competencia. Además se generan comunidades en torno a un interés informativo particular.

Según  Roitberg,  la experimentación digital de contenidos permite, entre otras cosas, utilizar un lenguaje más informal y generar un mayor acercamiento con el lector. Ayuda a una actualización rápida e independiente del proceso de publicación del sitio. Vincular el medio digital tradicional con espacios alternativos. Introducir noticias que por algún motivo quedaron afuera de la edición papel del diario y que de otra manera nunca serían publicadas.

El último encuentro del ciclo cerró con la respuesta a la pregunta ¿blog o no blog? El si fue rotundo, pero se planteó otro debate: si bien hoy los blogs son herramientas, no sabemos cuanto tendrán de vida útil, en la era de las nuevas tecnologías todo lo nuevo vertiginosamente se transforma en obsoleto. Solo el tiempo develará este interrogante.

Ornela Carboni y Mariela Poggi