Artículo de El País en el que se reseñan algunos ejes del proyecto i3Media en el que se desarrollan aplicaciones de tv interactiva.

Televisión

La tele del futuro será por capas

Las nuevas tecnologías permitirán personalizar contenidos y publicidad

MARUXA RUIZ DEL ÁRBOL – Madrid – 31/05/2008

Si a buscar información en Internet se le llama navegar, a atravesar las capas de imagen de la televisión para encontrar información sobre sus elementos bien podría llamársele bucear. Los que manejen Photoshop entenderán mejor este nuevo concepto de televisión. El programa para tratar fotografías por antonomasia ha inspirado el concepto de una televisión con imágenes superpuestas cuyos primeros prototipos estarán listos en 2009.

Un grupo de 11 entidades (Mediapro, Telefónica I+D, Alcatel- Lucent, Javasmedia o la Corporación Catalana de Radio y Televisión, entre otras) se han reunido, bajo el paraguas del programa europeo Cenit, para sacar adelante una serie de tecnologías para la creación y gestión automatizada de contenidos audiovisuales e inteligentes cuyo proyecto más importante es la televisión por capas. Y es que la caja tonta se está volviendo, cuando menos, espabilada. El Ministerio de Industria ha dotado este proyecto, cofinanciado con fondos públicos y privados, con 35 millones de euros. Se llama i3Media y se llevará a cabo entre 2007 y 2010.

¿Y para qué una televisión estratificada? Una de las dos aplicaciones básicas de la televisión por capas es modificar el contenido de los programas dependiendo del público que lo vaya a ver. Cada serie promociona de una manera más o menos encubierta los productos que aparecen en ellas (la marca de leche que bebe el protagonista o la firma de su ropa). Las capas permitirán alterar la imagen para adaptar sus productos a los que se publicitan en el nuevo mercado. Pero no hará falta rodar por separado al actor y cada elemento del decorado para luego juntarlas en un mismo plano. Una portavoz de Alcatel-Lucent explica el complejo sistema: “Se ha desarrollado un algoritmo que detecta las distintas formas dentro de la imagen a través de la luminosidad, colores dominantes, luces y sombras y es capaz de crear capas automáticamente de los distintos objetos”.

En la segunda aplicación, los que bucean entre las imágenes no son los productores de los programas. Los telebuceadores, en este caso, serán los propios espectadores. “Igual que el usuario de una web puede hacer clic en sus elementos, los usuarios podrán acceder a las distintas capas navegables de la escena”, asegura David Xirau, coordinador del proyecto i3Media y director de I+D dentro de la productora Mediapro.

Un ejemplo: si mientras vemos una película de Javier Bardem nos da por conocer toda su filmografía, sólo tendremos que seleccionar su cara y una imagen nueva con esa información se superpondrá en la pantalla. De igual manera, esa selección también nos puede llevar a su página web, a su biografía, etcétera. Pinchar en su ropa nos abrirá, por ejemplo, las puertas de la tienda que le ha vestido. También podremos descargar el disco de la canción de ese anuncio que tanto nos gusta y cuyo autor hasta ahora no conocíamos. “La técnica de la televisión por capas la estamos desarrollando, pero cuando la tengamos, su versatilidad será infinita. Todo dependerá de la imaginación de quien lo diseñe”, concluye Xirau.