Cobertura de Página 12 del acto en el que cerca de ochocientos intelectuales se posicionan frente a la coyuntura en defensa del “Gobierno democrático y popular amenazado”. Al final de la nota se presenta también un comunicado de ADEPA sobre la guerra de afiches entre el Gobierno y Clarín.

Personalidades de la cultura se reunieron en apoyo al “Gobierno democrático amenazado”

“Asistimos a una dura confrontación”

Reunidos en Gandhi, distribuyeron una carta abierta con 750 firmas en la que apoyan al Gobierno, cuestionan a los medios y proponen dar una “batalla cultural”. También reivindican su libertad de crítica al Ejecutivo y los partidos.

El país|Miércoles, 14 de Mayo de 2008

Jaime Sorín, Ricardo Forster, Nicolás Casullo y Horacio Verbitsky, reunidos en la librería Gandhi.

Reunidos en la céntrica librería Gandhi, intelectuales vinculados con la cultura, la educación, las artes, el periodismo y las ciencias manifestaron ayer una defensa del “Gobierno democrático popular amenazado”. En el marco del lockout del sector agrario, las personalidades lanzaron un espacio de participación “para la discusión y la intervención de y en las políticas públicas” al tiempo que subrayaron su independencia, autonomía y libertad de crítica respecto del Ejecutivo y los partidos. “Hoy asistimos en nuestro país a una dura confrontación entre sectores económicos, políticos e ideológicos históricamente dominantes y un gobierno democrático que intenta determinadas reformas en la distribución de la renta y estrategias de intervención en la economía”, es su caracterización, expuesta en una carta abierta que contó con la firma de 750 figuras públicas.

En el encuentro estuvieron presentes referentes de las diferentes ramas de la cultura nacional: los filósofos José Pablo Feinmann y Ricardo Forster; la actriz Cristina Banegas; el ensayista Nicolás Casullo; el actor y diputado nacional Esteban Morgado; el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, Federico Schuster; el vicerrector de la UBA, Jaime Sorín; el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González; el escritor David Viñas, el historiador Norberto Galasso y los sociólogos Eduardo Grüner y María Pía López y los periodistas Horacio Verbitsky, Sandra Russo y Lilia Ferreira.

El espacio nació en la Biblioteca Nacional, producto de los sucesivos encuentros que allí se vienen realizando los sábados por la mañana. Su director, presente ayer en la librería, dijo que “este tipo de reuniones, con el volumen de las firmas y la calidad de los firmantes, revela que es un espacio de discusión que llama a todos los comprometidos con las últimas décadas con el drama político nacional. No es un polo partidario, es un grupo que busca incidir en la opinión colectiva del mundo cultural”.

Por su parte, Verbitsky cuestionó el rol del presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, en el actual conflicto: “Plantear junto a la Sociedad Rural el cambio de modelo nacional, el país federal y la pueblada agraria es contradictorio con su historia de militancia”. Así fue como lo convocó a él, y a los dirigentes de la CTA Claudio Lozano y Víctor De Gennaro, a formar parte del espacio de debate. “Hemos hecho una invitación a esos compañeros que estuvieron con nosotros en el Frente Nacional Contra la Pobreza a fines del siglo pasado para que se reúnan con nosotros para discutir esto”, añadió. Y, también en relación con la actual situación, Feinmann afirmó que “es una excusa para tratar debilitar y condicionar al gobierno nacional. Lo que está molestando al establishment es su política de derechos humanos”, agregó.

En la extensa carta difundida ayer, los intelectuales realizan un análisis de coyuntura para finalmente proponer una “batalla cultural”. Cuestionan el rol de los medios de comunicación –“que gestan la distorsión de lo que ocurre, difunden el prejuicio y el racismo más silvestre y espontáneo, sin la responsabilidad por explicar, por informar adecuadamente ni por reflexionar con ponderación las mismas circunstancias conflictivas y críticas sobre las que operan”– y reivindican al cuestionado Observatorio de Medios. Y si bien cuestionan que “la relación entre realidad política y el mundo intelectual no ha sido especialmente alentada desde el Gobierno” y señalan los “límites y retrasos en aplicar políticas redistributivas”, destacan la “firmeza” con que el Ejecutivo instala tales cuestiones “como núcleo de los debates y de la acción política”.

Preocupación de Adepa

 La Asociación de Entidades Periodísticas (Adepa) emitió un comunicado para denunciar “su preocupación por la reiteración y el agravamiento de ataques, provenientes de sectores oficiales y paraoficiales, contra la prensa en general y diversos medios en particular”. Allí detalla la “sugestiva multiplicación de proyectos y medidas orientados a incidir en la labor periodística o en la actividad de los medios en un clima de confrontación”. Así, subraya la campaña de afiches “cuyo financiamiento no ha sido explicado” contra el diario Clarín, a lo que ahora se suman “la violación y difusión de correos electrónicos privados” de la directora del matutino, Ernestina Herrera de Noble, y su CEO, Héctor Magnetto. Ante ese cuadro, Adepa reclamó de los poderes del Estado “el compromiso activo e irrenunciable en la investigación y sanción de sus responsables”.

Nota madre:

Hasta con las retenciones especulaban