Artículo de Clarín sobre la iniciativa del titular de la FCC para autorizar mayores niveles de concentración de medios en las grandes ciudades de EEUU

Las normas se flexibilizaran para abrir posibilidades de diversificación

EE.UU.: cambio radical en las
leyes de propiedad de los medios

Buscan salir del esquema que traba la propiedad conjunta de diarios, radios y TV

– Por: Stephen Labaton

El titular de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos dio a conocer un ambicioso plan que apunta a flexibilizar las reglas que rigen la propiedad de los medios desde hace décadas, e incluye el rechazo de una norma que prohíbe a una empresa ser dueña de un diario y un canal de televisión o una emisora radial en la misma ciudad.

Kevin Martin, presidente de esta comisión, plantea derogar esta norma en los próximos dos meses. Se trata de un plan que de tener éxito será una gran victoria para los ejecutivos de las corporaciones periodísticas norteamericanas.

Entre ellos figura Samuel Zell, el inversor de Chicago que intenta completar la compra de la Tribune Company, y Rupert Murdoch, que hizo lobby durante años contra esta norma para poder seguir controlando The New York Post y un canal de televisión Foxde Nueva York.

La propuesta parece contar con el apoyo de la mayoría de los cinco miembros de la comisión, si bien no está claro todavía si Martin va a intentar llevar adelante un enfoque desregulatorio arrollador, algo que su predecesor intentó sin éxito.

En entrevistas realizadas el miércoles, los dos integrantes demócratas de la comisión expresaron algunas dudas sobre el enfoque de Martin.

Martin dijo estar tratando de llegar a un consenso con sus compañeros de la comisión. “Ya hemos tenido seis audiencias en todo el país. Hicimos numerosos estudios, recogimos información en este último año y medio y el tema está pendiente desde hace años” reconoció Martin

En la actualidad, una empresa puede ser dueña de dos canales de TV en los mercados más grandes sólo si uno de ellos al menos no figura entre los cuatro más grandes y si hay ocho canales locales al menos. Las reglas actuales limitan también la cantidad de emisoras radiales que una compañía puede tener a no más de ocho en cada uno de los mercados más grandes.

La propuesta desreguladora hará que la comisión vuelva a figurar posiblemente en el centro de un debate entre las empresas periodísticas por un lado, que ven como anacrónicas las restricciones, y a grupos religiosos, sindicales y de derechos civiles por otro, que sostienen que el gobierno permitió que las corporaciones periodísticas crecieran sin pausa.

La industria gráfica viene sufriendo una ola de convulsión y fusiones. Esto agregó nueva presión a los reguladores para que suavicen las reglas sobre propiedad.

De todas maneras, la desregulación en los medios es en los Estados Unidos jurídicamente compleja y se aguarda una ardua batalla dialéctica y legal.

Quienes apoyan la introducción de cambios sostienen que todas estas normas son anacrónicas . Existe a la vez una amplia cantidad de pruebas para apoyar el rechazo a viejas regulaciones y al impulso a otras más acordes a estos tiempos.

De todos modos, un pequeño número de empresas periodísticas, incluida la New York Times Company, son dueñas tanto de un diario como de una radio en la misma ciudad porque las restricciones a la propiedad, que entraron en vigencia en 1974, no se aplicaron de forma retroactiva.

Hace tres años, la Comisión Federal de Comunicaciones perdió una batalla judicial cuando no pudo relajar las reglas que rigen la propiedad de los medios. Entonces, el Tribunal de Apelaciones de Filadelfia dictó en un fallo que la comisión no había justificado de forma suficiente las nuevas reglas. Pero ahora se visualiza una efectiva y rápida renovación legal

Anuncios